¿Por qué un niño no puede vestir con una ropita que haga referencia al movimiento Memphis? En The Lazy Jellyfish piensas que yes they can!

 

La ropa para niños es un terreno pantanoso… ¿Para qué vamos a negarlo? Al fin y al cabo, es una disciplina de la moda en la que parece que sólo hay espacio para los excesos clicheteros que perpetúan aborrecibles lugares comunes del sexismo clásico (los niños de azul, las niñas de rosa) o pasarse al lado de gigantes con un toque más cool, como podría ser H&M. Pero, al fin y al cabo, un niño necesita que le hagas sentir que es especial, y todos sabemos que no hay nada menos especial que llevar la misma camiseta de H&M que llevan todos tus colegas, ya sean niños o adultos.

Por eso mismo mola lo más grande que existan propuestas como la de The Lazy Jellyfishy, firma que, por cierto, nació en territorio español pero que hace poquito que se ha mudado a UK, donde no será de extrañar que acabe recibiendo con los brazos abiertos todo un conjunto de influencias estéticas que esperamos ir viendo en futuras colecciones… Por ahora, sin embargo, centrémonos en la colección presente de The Lazy Jellyfish, que no es ni clichetera ni masiva: es una puñetera maravilla ideal para los hijos de todos esos padres que saben que lo musical y lo estético siempre tienen que ir de la manita.

“The House of Eternity” es una colección que cita al Egipto más mágico, pero lo hace pasándolo por el tamiz del movimiento Memphis de los años 80 y 90.

The House of Eternity” es una colección que cita remotamente el Egipto más mágico, pero lo hace pasándolo por el tamiz del movimiento Memphis que lo convirtió en un delirio multicolor en los años 80 y 90. El resultado es un conjunto de prendas de patrones de líneas sencillas pero cómodas: siluetas atemporales realizadas en algodón orgánico entre las que destacan los leggins hasta la rodilla, los vestidos con vuelo, los monos cortos o la novedad sorprendente de la bomber con forro. Eso por no contar las mochilas, los sonajeros o los personas “UFO” (con la incorporación de un gato peludo y blandito como la nieve).

¿Cuál es el único problema de “The House of Eternity“? Que, si no tienes un hijo, vas a querer procrear uno a toda costa para poder vestirlo de arriba a abajo con la ropita de la nueva colección de The Lazy Jellyfish. [Más información en la web de The Lazy Jellyfish]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend