Little Scream: una St. Vincent arropada por colaboraciones muy locas

Sufjan Stevens, Sharon Van Etten, The National y Arcade Fire están relacionados con su nuevo disco… Por algo estamos locos con Little Scream.

 

¿DE DÓNDE SALE? De la muy yanki Iowa, aunque de aquí en adelante bien nos podríamos referir a ella como “la canadiense” ya no sólo porque este ha sido su país de adopción (actualmente reside en Montreal, de cuya escena artística forma parte esencial), sino porque su sonido tiene mucho pero que mucho que ver con ese conglomerado de indie pop que tan bien se ha sabido estructurar en torno a The New Pornographers. Sea como sea, en suelo americano la niña aprendió los nobles artes del piano y el violín, las dos piedras de toque de una carrera como multi-instrumentista que acabaría eclosionando ya en terreno canadiense.

A su excelsa habilidad con múltiples instrumentos hay que sumar, además, que Laurel Sprengelmeyer (sí, ya sé que tiene nombre de personaje de “Los Simpsons“, pero qué quieres que te diga: así son las cosas y así te las he contado) es una artista visual capaz de compaginar sus dos carreras y de hacer que ambas se retroalimenten la una de la otra. De ahí nace precisamente “The Golden Record” (Secretly Canadian, 2011), un disco que en el lejano año 2011 ya recibió un buen ratio de atenciones (que incluso la trajeron de gira por nuestro país). Eso sí, chavales, aquello no fue nada en comparación a lo que está por venir, porque el 2016 va a ser el año en el que absolutamente todo el mundo se entere bien clarito de quién es Little Scream. Razón, más adelante en este mismo texto.

Little Scream

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Sprengelmeyer está a puntito de lanzar su segundo disco, que se titulará “Cult Following” (Merge, 2016) y que se pondrá a la venta oficialmente el próximo día 6 de mayo. Por ahora, ya se han podido escuchar dos temas del álbum: la animada e infecciosamente pegadiza “Love as a Weapon” y la dulce y subyugante balada “Someone Will Notice“. El motivo por el que todo el mundo va a hablar en los próximos motivos de “Cult Following“, además de por la colección de canciones que se promete cosa fina, es porque viene con un número de colaboraciones capaz de dejarle el culo abierto a todo aquel que piense que lo ha visto todo en este mundo: Sufjan Stevens (al que acompañó de gira el año pasado), Sharon Van Etten, Bryce y Aaron Dressner de The National, Kyp Malone de TV on the Radio, Owen Pallett e incluso la mítica Mary Margaret O’Hara. ¿Quién da más?

PREDICCIÓN DE FUTURO. En cuanto “Cult Following” se haga público, la gente no va a dejar de hablar de todas las colaboraciones del disco, pero también de otros nombres como Arcade Fire (Richard Reed Parry, que también le produjo su primer álbum, está listado como “partner creativo”) o comparaciones inevitables como la de St. Vincent. ¿Lo mejor de todo? Que ni toda esta ristra de estrellonas va a impedir que el principal nombre del que se hable sea el de Laurel Sprengelmeyer. Bueno, ese no. Que es jodidamente difícil de recordar. Nos quedamos mejor con Little Scream.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. St. Vincent + rollito pop canadiense + The New Pornographers + colaboraciones de locura = Little Scream

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA. Love as a Weapon

No Hay Más Artículos

Send this to a friend