sarda-portada

Si quieres que tu termómetro interno suba varios grados, no te pierdas la colección de lencería y baño de Andrés Sardá para la primavera / verano de 2015.

 

Sonará a cliché, sonará a lugar común y sonará a lo que os dé la gana, pero esto de ponerse a pensar en la primavera y en el verano justo cuando estás en enero es de los pasatiempos más deliciosos que existen. Y, por suerte para nosotros, que el mundo de la moda siempre vaya unos meses por delante nos ayuda más todavía a dejar volar la imaginación hacia parajes estivales y temperaturas cálidas. Porque, por ejemplo, ¿no te ha subido la temperatura corporal varios grados centígrados después de ver el lookbook de la colección de primavera / verano 2015 de Andrés Sardá? Vale, somos conscientes de que a los hombres les va a subir la temperatura por unos motivos concretos y a las mujeres por otro distinto… Pero, oye, la cuestión es caldear el ambiente.

Y a fe que esta colección lo consigue intensificando tres rasgos muy característicos de Sardá: la complejidad, la armonía y la diversidad, que en esta ocasión viajan (mentalmente) hasta Brasil para recoger una inspiración que bebe directamente de la magia de la naturaleza. Prueba de ello, por ejemplo, es una colección de lencería dividida en diferentes líneas todas con nombres de lugares exóticos: Bahía (donde las transparencias establecen un poderoso juego de seducción), Olinda (con vistosos estampados de flores pictóricas en azul curaçao y pamplemuse), Vitoria (marcada por la combinación de materiales nobles), Recife (juguetona con los encajes y con el contraste de colores) y Edén (que es una reedición de la ya clásica línea del diseñador pero con tonos renovados).

Además de la lencería, la colección de primavera / verano de Andrés Sardá también trae todo un conjunto de líneas de baño entre las que resulta fácil y delicioso perderse, tal y como Ipanema (dándole caña a los preceptos más minimalistas), Mireles (en la que brilla la raya marinera tan icónica en Sardá), Camborio (a gloria absoluta del estampado floral), Caraiva (apostando con fuerza por la jungla más exuberante y por los estampados animales), Chao (que busca estilizar el cuerpo utilizando la raya deportiva y multicolor), Dolphins Bay (con el “menos es más” por bandera y los nudos de soga como única concesión más allá de lo minimal), Geriba (donde diferentes texturas de microfibra ensalzan más todavía la apuesta por el total look de color), Tijuca (que destaca como la línea de inspiración más lujosa), Fazenda (en un eterno paraíso de blanco y negro) y Janeiro (carta de amor a los años 70). No sabemos en vuestras casas, pero en nuestra redacción el mercurio ya está subiendo termómetro arriba.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend