Si todavía no te has viciado a los títulos de nuestra lista con los 10 mejores videojuegos del año 2017, no sabes las horas de gozo que te estás perdiendo.

 

Es curioso considerar cómo los videojuegos se están convirtiendo en un arte cada más atemporal. Hace unos años sí que era cierto que, de un año para otro, los videojuegos envejecían una barbaridad. Los quemabas rápidamente y necesitabas nueva sangre para seguir manteniéndote al día… Pero, poco a poco, se han ido convirtiendo en aventuras colosales: de los títulos lineales que te podías ventilar en 15 horas hemos pasado a otros juegos que necesitan semanas, meses, años, una vida. Que puedes (y quieres) revisitar una y otra vez.

Así las cosas, no es de extrañar que, cuando hablas con cualquier jugón, resulte que está jugando a títulos que acaban de salir a la calle, sí, pero también a otros antiguos que se han ido revalorizando con el tiempo y que no han envejecido para nada. Para eso sirven, por lo tanto, las listas de lo mejor del año: para señalar esos juegos que no deberían haberte pasado por alto… Y que has de jugar sí o sí, aunque sea un año después de su lanzamiento.

Aquí van los que para nosotros son los diez juegazos (más una mención muy especial) que han marcado a fuego este año 2016… ¿Los has jugado ya? ¿O vas a descorchar el año 2017 pegándote unos buenos vicios a alguno de ellos?

 

Skyrim

MENCIÓN ESPECIAL. THE ELDER SCROLLS V: SKYRIM REMASTERED. Esta revisión de “Skyrim” te puede atrapar precisamente porque las novedades del juego no son pocas. Para empezar, la mejora gráfica. Chiquis, hacedme caso: la mejor gráfica es jodidamente impactante. Ya en su momento, “Skyrim” fue tachado de juego preciosista y algunas críticas decían que era más interesante pasear a caballo por todo el mapeado abierto que ponerte a hacer misiones. Pues ahora aquel preciosismo se amplía gracias a la potencia de la nueva generación y, en serio, impacta: el mundo de fantasía medieval a través del que te mueves siempre es dulcemente amenazador y terroríficamente bello a partes iguales. Si esto no fuera una remasterización de un juego de hace años, sería el puñetero juego del año. [leer más]

 

Love You To Pieces

10. LOVE YOU TO BITS. Tal vez lo que más llama la atención de “Love You to Bits“, además de su original planteamiento, es la calidad de sus acabados. Tanto las ilustraciones como la animación, así como su maravillosa música (compuesta por Juan Andrés GT) nos adentran en un mundo onírico del que no querremos salir nunca. Un currazo que ya ha empezado a dar sus frutos: el videojuego ha sido nominado en la categoría de Best Upcoming Game en los IMGA Awards, los premios de juegos para móviles más importantes del mundo. Decía antes que se tiene que estar muy loco para dedicarse en cuerpo y alma a crear algo así. Pero lo que realmente sería de locos es que “Love You to Bits” no estuviera en tu móvil o tablet. Porque hay gente que tiene ideas alocadas y se quedan ahí: en ideas. Y hay otro tipo de gente que está dispuesta a arriesgar para que esas ideas salgan adelante. Tan adelante, que llegan más allá de nuestra galaxia. [leer más]

 

Overwatch

9. OVERWATCH. Creo que todos convendremos en que no sólo es posible, sin deseable, medir el éxito de un videojuego midiendo simple y llanamente la cantidad de memes y gifs animados que de él existen en la red. Si contabilizamos exclusivamente eso, no hay lugar a dudas: “Overwatch” ha sido el mejor juego de este año 2016. O, por lo menos, ha sido el juego que ha conseguido reunir a un parque de fans más extenso y más ruidoso. No es para menos: el juego de Blizzard ha cogido los cada vez más serios e hiperrealistas FPS y le ha dado una vuelta de tuerca por la vía de la diversión pura y dura, los personajes con un carisma tremendo, los colorinchis y los mundos de fantasía futurista y tecnológica. Ah, claro, hay una cosa más: “Overwatch” ha conseguido que incluso los más descreídos hayan recuperado la fe en el multijugador. ¿Puede existir mayor proeza en los tiempos que corren?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend