Está claro que lo ideal a la hora viajar y de zambullirse en una ciudad desconocida es visitar esos lugares por los que el turista regular pasa de largo, conocer dónde van las personas de allí y aprehender un poquito del estilo de vida autóctono. Y como no siempre tenemos la suerte de tener un infiltrado en todas las ciudades que visitamos, para eso existen las guías turísticas… Pero hay guías y guías (Perogrullo dixit) y, si nos referimos a las City Guides de Louis Vuitton, entonces sabemos que estamos hablando de palabras mayores. Porque la firma de lujo también tiene sus propias recomendaciones de recorridos deluxe por distintas ciudades del mundo (Tokio, Paris, New York, San Francisco -que en su nueva edición ya cuenta con su propio tomo-…) y ha añadido nuevos y curiosos destinos a su catálogo (Ekaterimburgo, Kitzbühel en el Tirol, Lugano y Verona).

Tratándose de una guía Louis Vuitton, podemos esperar estilo a chorros y una selección de recomendaciones finísima y grand class alejada de las marabuntas de guiris armados con cámaras y chanclas con calcetines, además de una preciosa encuadernación con un interior cuidado hasta el infinito. Están realizadas por periodistas y escritores que ofrecen su visión objetiva de los puntos de mayor interés en moda, diseño, arte y gastronomía. No solo eso, sino que en cada guía invitan a un personaje popular para que comparta sus mejores direcciones fuera de los recorridos turísticos: la artista portuguesa Joana de Vasconcelos en Lisboa; la directora Nikita Mikhalkov para Moscú; Camilla Johnson-Hill, que guía al viajero por el lado más desconocido de Londres; o el ilustrador François Schuiten, que nos revela los secretos de Bruselas. Formas diferentes de viajar en las que el turisteo no tiene porque estar reñido con la clase. Of course not.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend