Como ayer ya cumplimos el cupo de moda proletaria con nuestro homenaje a Bitching & Junkfood, y para que no os penséis que perdemos nuestro norte ni las ganas de aparentar lo que no somos, os traemos un lujo exprés para paliar vuestras ansias de haute couture. Y es que las habituales de la tienda del Paseo de Gracia barcelonés de Loewe (como nosotras, asiduas, oye) se habrán percatado de que desde principios de junio permanece cerrada al público y en obras.

Actualmente la tienda insignia de la marca en Barcelona está siendo remodelada por el arquitecto Peter Marino. Mientras se llevan a cabo las obras en el antiguo emplazamiento, la tienda se ha desplazado al número 91 del mismo Paseo de Gracia, en un espacio que muchas echarán de menos cuando se evapore: un espléndido local desocupado de cuatro plantas, estructurado en diferentes alturas y con una arquitectura digna de lo que se vende en su interior, que sorprende en cada rincón. Además, en la fugaz nueva tienda de Loewe -estará hasta el próximo 18 de Julio- se puede disfrutar de una exposición de los dibujos que el artista José Hernández ha diseñado para la nueva colección de pañuelos de seda de Loewe. Una línea inspirada en las mariposas que ilustra con sutileza, optimismo y la elegancia intrínseca de la marca una de las prendas más emblemáticas de la moda más high end, y un complemento perfecto y high class para el verano más caluroso que marcará la diferencia entre el populacho y tú.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend