Visionaire, ese oscuro objeto de deseo, culto e incluso necesidad, llega nada menos que a su número cincuenta y nueve, un ejemplar que está dedicado en esta ocasión a los cuentos infantiles. Para aquellos que no conozcan tan especial publicación, podemos decirles que se trata de un álbum multi-formato dedicado a la moda y al arte, que se produce en exclusiva en un número muy limitado de ediciones. En cada número participan eminencias de la moda, de la fotografía, del diseño, del cine y del arte en general. Se publican tres libros al año, en diversidad de estilos y formatos, siempre alrededor de un tema principal y en los que cada artista desarrolla su visión particular del concepto en cuestión. Todo ello desemboca en una colección de lujo para los más selectos y elitistas que no puede faltar en ninguna biblioteca de arte que se precie.

Después de su último número, un tributo a Alexander McQueen, llega Visionaire 59: Fairytale, que como su propio nombre indica, hace referencia al imaginario de los libros y cuentos infantiles. Esta vez el formato se conforma en base a unos libros individuales presentados en conjunto mediante una elegante correa, todo inspirado en los antiguos portalibros. Un objeto que seguro no les faltaría ni a Don Draper ni al protagonista de “A Single Man“. Cada libro está realizado con una técnica diferente: mediante el “brilla en la oscuridad”, el “scartch-n-sniff” (lo que en español vendría a ser algo como rasca y huele, donde al rascar una imagen esta desprende un olor que normalmente está relacionado con ella) o la holografía. Este número intenta ser una mini-librería para niños y en los cuentos que la conforman han participado fotógrafos, ilustradores, artistas con nombres como Karen Kilimnik, Kirsten Dunst, Viktor & Rolf, Björk, Richard Phillips e incluso la autora del libro original de “Gossip Girl“, Cecily von Ziegesar, entre otros.

Además, una parte de lo recaudado con la venta de este número será destinado a becas para Blue School, una organización de Nueva York sin ánimo de lucro dedicada a la enseñanza elemental con un programa pionero focalizado en el aprendizaje creativo. ¿Aún te quedan dudas para invertir en semejante obra de arte? De entrada, los 190 $ (unos 140 € aproximadamente) que cuesta pueden parecer un precio desorbitado, pero en el que personalmente creo que vale la pena invertir. Si no, siempre puedes pedírselo a los Reyes Magos. Y, como por pedir que no quede, ahí va mi solicitud:

Queridos Reyes Magos,
Como he sido una buena niña durante todo el año, me gustaría que como regalo de Navidad me trajeran la subscripción a cuatro números de Visionaire empezando, a poder ser, con la edición especial del Tributo a Alexander McQueen (opción que se ofrece en la tienda online de la revista). Espero que los 675,00
$ (483,99 €) no sean un impedimento, puesto que ustedes, y eso lo sabemos todos, son mágicos.
Atentamente,

[M. Àngels Jover]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend