major-lazer

El FIB 2016 no sólo anuncia a Major Lazer como primera confirmación, sino que pone sobre la mesa un mayor enfoque hacia la música electrónica.

 

Cada uno pensará lo que le dé la gana, pero en Fantastic Plastic Mag lo tenemos muy pero que muy claro: contra esa sobrada de “presentar el cartel de una sentada” nos gusta mucho más el “ir dejando caer nombres y alargando así la intriga”. Es que, a ver, es como si estuvieras viendo una peli y, antes de empezar, te hicieran un resumen en el que te explicaran todo lo que va a pasar… ¿Dónde queda el misterio? ¡En ningún sitio! Por eso mismo repetimos: donde se pongan las carreras de fondo que van construyendo el cartel de un festival poco a poco, que se quite todo lo demás.

Pongamos como ejemplo el FIB 2015, que acaba de dar el pistoletazo de salida de la mencionada carrera de fondo dejando caer uno de esos nombres capaces de mover a gente de muy diferente pelaje. Major Lazer será el cabeza de cartel de la noche del jueves en Benicàssim, atrayendo así desde a fans de la electrónica sin prejuicios hasta cachorros del EDM más tocho, pasando claro está por todos aquellos que le han jurado lealtad eterna al dancehall como género ideal para hacerte sudar en las noches de verano (y de todo el año).

south-beach

Pero no es esta la única novedad anunciada por el FIB 2015, que se celebrará del 14 al 17 de julio en Benicàssim. La cuestión es que desde el festival han aprovechado el anuncio de Major Lazer para poner sobre la mesa un cambio coyuntural: a partir de ahora, la noche del jueves en el FIB le dará mucha más importancia a la electrónica. Y no sólo la noche del jueves: después del éxito de la South Beach en la edición de 2015, el FIB 2016 albergará un nuevo escenario, el South Beach Dance Stage, que estará totalmente consagrado durante los cuatro días del festival a la música electrónica y de baile.

En esta época del año siempre tenemos ganas de que llegue el verano que viene… Pero, ahora, por culpa del FIB, mucho más.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend