make-noise-portada

El festival Make Noise lleva unos meses inundando Barcelona de nuevas y emergentes promesas y otras no tan emergentes y más conocidas a base de conciertos con precios de risa. Y no precisamente porque Wert haya decidido rebajar el IVA impuesto al mundo de la cultura o porque los promotores se hayan vueto locos, sino más bgien gracias al patrocinio de Converse, una marca de sobras conocida. Algunos podrán cuestionar el valor de un concierto o una banda al “venderse” a una marca; mientras que otros, por el contrario, piensan que es una buena oportunidad para dichas bandas, ya que de esta forma pueden llegar a un público mayor. En cualquier caso el debate está servido, y todavía más si recordamos el concierto de Make Noise del pasado diciembre en el que el grupo californiano No Age puso un vídeo sobre las pésimas condiciones de las fábricas Converse en Asia.

Esta vez, en el evento convocado el 2 de marzo no hubo ningún atentado contra la marca y sí más bandas y un escenario y una sala más grandes. La Apolo acogía esta vez a Muñeco, Univers, Gross Magic, Girls Names y The Soft Moon. Empezando a las 18h, justo a la hora en la que el clásico Barça / Madrid acababa, no pudimos ver a Muñeco pero sí a unos descafeinados Univers, sobre todo en la primera parte del concierto. Quizás estaban en esa tesitura porque el Barça había perdido o porque eran las siete de la tarde y la cantidad de alcohol en su cuerpo era mucho menor que en otros conciertos en los que lo han dado todo y más. Tocaron su recién estrenado EP “La Pedregada” (Famèlic, 2013) y muchas otras canciones que todavía no hemos visto recogidas en ningún álbum.

Después de Univers, nos tomamos una ligera pausa en un bar de los alrededores. Como suele ser habitual, esa “ligera pausa” se alargó un poco y, cuando volvimos a las 20:25h al Apolo, Gross Magic ya se había acabado… Pero en la recién estrenada Apolo Store estaban Albert Guijarro y su familia repartiendo cava y coca, así que ya que estábamos allí curioseamos entre los vinilos y aprovechamos para preguntar a la gente que salía del concierto qué tal había estado. Las respuestas fueron negativas: Gross Magic habían sonado fatal, o eso nos dijeron, además de ofrecer un concierto escueto. Ya se sabe que hay artistas que es mejor escuchar en casa que sobre el escenario.

Entonces llegaron Girls Names, la banda que más ilusión nos hacía ver en directo tras habernos perdido su actuación en la pasada edición del Primavera Sound porque se solapaban con unos cuantos grupos más (¡qué raro!). La verdad es que, personalmente, me gustó mucho “Dead To Me” (Slumberland, 2011), su primer disco (y no es frase de postureo, lo juro), que el recién estrenado “The New Life” (Slumberland, 2013), en el que han cambiado bastante su estilo pasando de melodías de garaje lo-fi a un estilo más parecido al post-punk, con algo más de oscuridad. Por lo que parece, Cathal, su cantante, ha asegurado en más de una ocasión que odian ese primer disco… Supongo que por eso han cambiado radicalmente de estilo. Y supongo que por eso también no tocaron ni una sola canción de “Dead To Me“, para decepción de una servidora.

Por último, The Soft Moon: muy darks y con mucha niebla. Y con mucho “yeaaaah” enérgico a cada minuto, repitiendo exactamente el mismo concierto que ofrecieron en el pasado Primavera Club. Acabando en el bis, eso sí, con su particular versión de “Want” a lo Safri Duo.

[FOTOS: AnTruan]

No Hay Más Artículos