perico-vidal

Se codeó con Ava Gardner, Frank Sinatra y Orson Welles entre otros… No es de extrañar que “Big Time: La Gran Vida de Perico Vidal” escrito por Marcos Ordoñez sea apasionante.

 

Perico Vidal fue una fuerza de la naturaleza. Nunca quiso ser una gran estrella, pero su pasión natural por todo lo que el mundo podía brindarle le llevó a  conocer a todo el mundo, viviendo una vida llena de anécdotas que contemplan a un Frank Sinatra paseando de su mano entre juergas, mujeres y sillazos a un retrato de Franco o una Ava Gardner desmelenada caminando por la calles vestida sólo con un abrigo de bisón blanco. Su sed de vida le llevó a interacturar con todo tipo de gente y a pasárselo en grande en la monocromática España de posguerra, además de a consagrarse como una de las figuras más importantes del panorama cinematográfico de la época. Entre fiestas desatadas y jazz empapado de alcohol, Perico Vidal debutó con Orson Welles en “Mr. Arkadin” y trabajó, entre otros, con Joseph L. Mankiewicz y David Lean, de quien se convirtió en mano derecha en películas como “Lawrence de Arabia” o “Doctor Zhivago“. Una vida tan intensa que contarla en un límite tan físico como el de un libro podría acabr siendo una manera de encerrarla, pero la manera viva y directa en la que el escritor y periodista Marcos Ordóñez  ha engendrado “Big Time: La Gran Vida de Perico Vidal” hace que este libro sea el testimonio más vivo que Perico Vidal podía dejarnos.

Ordóñez conoció a Perico Vidal en el año 2003, cuando preparaba un libro sobre Ava Gardner. Ese fue el inicio de una larga conversación que, con interrupciones, se alargaría durante años hasta la muerte de Vidal en 2010. Esas charlas empezaron a sentar la base del libro que ahora publica Ordoñez bajo el amparo de Libros del Asteroide: un libro que dista bastante de ser una simple y pasiva biografía. En efecto, este tomo surge directamente de la vida de y con Perico Vidal: a las vivencias narradas a Marcos Odoñez por el mismo protagonista se suman las conversaciones del escritor con la hija de Vidal, Alana, unos recuerdos que permiten completar la historia de este singular personaje. El libro nos brinda la oportunidad de conocer y vivir las aventuras de Perico Vidal a través de la Barcelona jazzística de los 50 y el Madrid americano de los 60, y de sus páginas emerge con fuerza la vitalidad que caracterizó el mítico Míster V, como solía ser llamado este entregado amante del arte, de las personas y de la vida.

No Hay Más Artículos