La facción masculina de FPM se ha impuesto que esta sección no esté exclusivamente dedicada a las chicas. Que ya vale, dicen. Que no es justo, que sólo se hace caso a los trapos para las chatis y que “a los hombres nos tenéis abandonados”. Pues qué queréis que os diga, pero últimamente estamos de una testosterona por aquí que ni nos reconozco. ¿Somos Fantastic Plastic Mag o la Nylon Guys? Y es que si ayer volvíamos a disfrutar de las recomendaciones de nuestro De Hombre a Hombre, hoy os traemos algo para ver si os habéis aprendido bien la lección.

No es ningún secreto lo mucho que nos flipa el momento chino por aquí. Dior bendiga al que en un momento determinado decidió que era hora de afinar la silueta masculina y darle un poco de importancia a las cachas y a las formas de los hombres (¿qué os pensáis, que sólo nos fijamos en los ojos, en la cartera y en el culo?). De todas las marcas que han abrazado esta tendencia, la más avanzada ha sido Dockers que, ya a principio de temporada, dio un paso más allá poniendo en circulación el modelo Alpha Khaki: cómodo como un jean, molón como un chino. Lo presentaban en sociedad con la colección “Life is a Journey” y ahora llega la estrella de la cole: The Jorneyman, un khaki con espíritu casual apto para ser vestido en la oficina, de cocktails afterwork, en la disco bailando a Trust o paseando por las calles de cualquier ciudad en plenas vacaciones.

Para primavera / verano llegan más colores: intensos, formales, frescos o saturados, todo para conformar un look elegante y despreocupado pero que no deje indiferente a nadie. Ya podrían aprender los maromos de QQCCMH, dejarse de tanto pantalón marcapaquete y probar con el Ultimate Chino, la novedad más guay del armario Dockers: más recto, de líneas limpias, con bolsillos laterales y cierre de botones. Hiper cómodos y súper molones. Ya no hay excusa para ir hecho un ecce homo.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend