MET Gala 2016: lo mejor, lo peor… y Madonna

¿Qué ha pasado en la alfombra roja de la MET Gala 2016? Elegimos a las diez mejores vestidas, a las diez peores vestidas… y a Madonna, claro.

 

Como siempre ocurre cuando hay un sarao importante en EEUU, en España nos pilla durmiendo. Pero no pasa nada. Ya nos hemos acostumbrado. Y, de hecho, casi que nos encanta levantarnos por la mañana después de los Oscars o los Golden Globes y que el primer café de la mañana bañe la fascinación (para bien y para mal) de las galerías a las que van a parar los modelazos de la alfombra roja… Aunque, puestos a elegir, y viendo la curva descendente de desparrame en las mencionadas galas cinematográficas, nos quedamos mejor con la red carpet de la MET Gala, que cada año es más #fuerta.

Al fin y al cabo, esta es la gran gala de la moda en yankilandia. La inauguración de la exposición anual sobre moda comisariada por Anna Wintour en el MET debería ser precisamente eso: una celebración de la moda. Para más inri, cada temporada hay un dress code marcado por la tirana de Vogue en relación a la temática de la exposición… Pero, al final, la MET Gala se ha acabado por convertir en un despropósito al que la gente no va a mostrar sus mejores trapos, sino a destacar a toda costa. Muchas de ellas permitiéndoselo todo y “a coño abierto”, como dirían en mi pueblo.

La MET Gala 2016 tenía una temática muy interesante: la exposición se titula “Manus x Machina: Fashion in an Age of Technology“, y eso hacía pensar en toda una legión de wearables y de locurones en los que la tecnología se aplica a la moda para conseguir algo totalmente nuevo y sorprendente. ¿Qué nos hemos encontrado? Pues, chiquis, ni idea. El resultado final es un batiburrillo tan tremendo que cuesta pillarle un sentido a todo este despropósito.

Lo que sí que podemos hacer, en vez de meteros aquí una interminable galería con trescientos outlooks regularos, es intentar acotar y hacer una selección de las diez mejores vestidas y de las diez peores… Allá vamos.

 

LO MEJOR. Alicia Vikander sigue #onfire, esta vez con un vestido de Louis Vuitton. Pero tampoco habrá que perder de vista a otras que no le van a la zaga como Taylor Swift en Louis Vuitton (aprovechando ahora que desde Vogue le han marcado las directrices de un nuevo look), Lupita Nyong’o en Calvin Klein Collection (y con un moñazo muy tremendo), Kendall Jenner en un espectacular Versace o Emma Watson bordando el look princesil enfundada en un Calvin Klein Collection. Ojito con Willow Smith y su matador look de Chanel, o con Jemima Kirke también en Chanel demostrando que las chicas de verdad tienen curvas. Mención especial para la fantasía primaveral de Karolina Kurkova (Marchesa), para el vestido plateado de Balmain de Cindy Crawford y, sobre todo, para el Givenchy de Beyoncé, que es la única mujer del mundo que puede ir disfrazada de condón y molar lo más grande.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend