La 15 mujeres que lo han petado en 2016

Quien esté libre del pecado de ponerse palote (literal y figuradamente) con la lista de las mujeres que lo han petado en 2016 que tire la primera piedra.

 

Nuestra lista de los hombres que han partido la pana en el año 2016 nos encanta. Y eso es así. Nadie podrá decir lo contrario porque, la verdad, al final nos flipa más que la de los discos internacionales a lo de las películas… Pero también ocurre otra cosa: que, por encima de la lista de los hombres, la de las mujeres nos pone más palote todavía. Será que los hombres son más serios. O que dan menos pie a la escritura cachonda.

Será por lo que sea, pero la lista de las chicas del año siempre nos pilla con el cuerpo más a tono. Y eso se nota. Se nota, para empezar, en las propias elegidas, entre las que siempre se cuela alguna locura que otra (perdonadnos por adelantado por los puestos 12 y 6). Y se nota, sobre todo, en los textos que salen de nuestras plumas… Así que no nos queda nada más que deciros que esperamos que disfrutéis de los textos de las 15 mujeres que, a nuestro entender, lo han petado en este año 2016.

 

Hailey Baldwin

15. HAILEY BALDWIN. Tengo que reconocer que todavía no sé qué pensar de Hailey Baldwin… ¿Me cae bien? No lo sé. ¿Me cae mal? No lo sé. ¿Me entran ganas de atarla a la vía de la estación del AVE de Barcelona Sants? No lo sé. ¿Me entran ganas de hacerme heterosexual y que me dé siete hijos? Bueno, vale, aquí dibujamos la última frontera: no, no despierta mis ganas de hacerme heterosexual. Pero es que, al fin y al cabo, esto es lo que pasa con la gente que no tiene expresión facial, como Keanu Reeves o Melania Trump, que nunca sabes lo que están pensando y que, por lo tanto, no sabes qué pensar de ellos. Sea como sea, nadie podrá poner en duda que el año 2016 ha sido el bombazo definitivo para esta modelo que ya tiene suficiente marrón encima con eso de ser la hija de Stephen Baldwin (exacto, por no ser, no es ni la hija del Baldwin famoso). Así que, oye, pobrecita, Hailey ya está lo suficientemente regular de lo suyo como para que vengamos a joderle la vida por ser la Esfinge del siglo 21. [Raül De Tena]

 

Isabelle Huppert

14. ISABELLE HUPPERT. ¿Os acordáis de cuando, a mediados de los 2000, Nicolas Cage salía en tantas películas que se convirtió en un meme andante del pluriempleo? Su testigo ha pasado oficialmente ahora a las manos de Isabelle Huppert: entre 2015 y 2016 ha participado en la friolera de nueve films, cinco en los últimos doce meses. Coronamos así a Huppert como La Reina del Multitask 2016. Pero simplificar su trabajo a la cantidad sería una falacia. Huppert no es como nosotros, la plebe, que tiene que hacer cinco trabajos a la vez y los acaba haciéndolos de prisa, a medias y con el segundo Red Bull entre manos a las 3 de la madrugada. Para nada. A diferencia de su predecesor Nic Cage, esta tiene muchísimo mejor olfato para las películas en las que quiere salir. El mejor ejemplo de ello es su trabajo en “Elle” (de Paul Verhoeven), papel que fue rechazado por numerosas actrices estadounidenses que hizo que el director tuviese que ir a buscar a su protagonista en Francia. Un papel tan amoral como arriesgado, que la ha acabado convirtiendo en una de las grandes favoritas para ser nominada a mejor actriz en los Oscar (cosa no muy fácil siendo una actriz extranjera en Estados Unidos) y que ha hecho que en mi lista de propósitos para el 2017 vaya a estar el “ser un poco más huppertiana con mis proyectos”. [Ainhoa Marzol]

 

Ashley Graham

13. ASHLEY GRAHAM. Sobrevivir este año 2016 sin que la palabra “plus-size” te rozara en algún momento ha sido más difícil que lanzarse a la era del Tinder sin pillar alguna ETS menor (como mínimo). Vamos, que ha sido totalmente imposible. El “plus-size“, la “body postivity“, lo “curvy” y todos esos tinglados maravillosos para los que todavía no hemos encontrado palabras en castellano (¡pero qué vergüenza!) han estado en boca de todos… Y, por lo tanto, a nadie le debería extrañar que surjan las primeras heroínas en talla grande. Entre ellas, resulta imposible no destacar a Ashley Graham: ha salido en un vídeo de Joe Jonas (vale, esto es bastante meh), ha sido elegida como una de las mujeres del año según la revista Glamour y, recientemente, se ha liado bien parda cuando desde Vogue han filtrado que muchas marcas se negaron a prestar su ropa para que Ashley las vistiera en la portada. Vale, hemos hablado mucho del “plus-size“, pero este tipo de gilipolleces demuestran que todavía tenemos que hablar mucho más. [Raül De Tena]

 

Claro que sí, guapi

12. LA GUAPI. Coral GonzálezCoral González… Con ese nombre, no me suena. ¿Quién es? Ah, vale, la chica rubia del anuncio de Chicfy, el del “chic para mí” y el “claro que sí, guapi”, dos frases que se clavaron sin compasión en la cabeza en cuanto se viralizó una de las campañas más vistas del año. Sin embargo, lo que se quedó grabado en la memoria publicitaria de este 2016 no ha sido tanto su contagiosa cancioncita o su mensaje, sino el twerking que se marcaba Coral. ¿Qué coño significaba? Bueno, no se sabe, pero enseguida medio mundo empezó a preguntarse quién era ella, cómo la habían elegido, cuál era su entrenamiento para realizar sus rápidos meneos buyateros… Estos y otros enigmas se resolvieron gracias a la propia Coral, que recientemente ha desvelado algunos secretillos: tiene 21 años, es bailarina y actriz, no sabía que tendría que hacer el baile del anuncio que tan burracos puso a algunos miembros de ForoCoches pese a que luego lo ejecutó a la perfección y, ojo, le han ofrecido participar en la próxima edición de “Gran Hermano VIP”. Pero Coral ha rechazado la propuesta, ya que prefiere centrarse en su carrera artística fuera de la televisión. Lo que demuestra que la chica, pese al jaleo montado con el ‘chic chic’, tiene la cabeza muy bien amueblada. Si queréis seguir atentamente sus movimientos (esto no va con segundas…) sólo tenéis que pasaros por su cuenta de Instagram, guapis. [José A. Martínez]

 

Lily-Rose Depp

11. LILY-ROSE DEPP. Todavía no em ha quedado claro sí Lily-Rose Depp mola de verdad o ha sido una operación de marketing orquestada por sus padres que ríete tú de las operaciones de marketing de Apple, esas que acaban convenciéndote de que necesitas algo que realmente no necesitas. Porque, a ver, lo que no se puede negar es que nadie necesitaba a Lily-Rose Depp en este puto mundo. Pero ahí está. Ahí la hemos visto en mil y un sitios este año. En algunos convencía más, en otros menos… Pero al final la chiqui ha conseguido dar el campanazo absoluto al convertirse en la nueva acólita de Karl Lagerfeld bajo el manto siempre sabio de Chanel. Ya sabéis: si Lagerfeld ha conseguido que nos caiga bien calaña del tipo de Kendall Jenner o Kristen Stewart (porque, sí, ara nos parecen súper monis, pero recordad cuando las dejábamos a caer de un burro), ¿cómo no va a conseguir que nos caiga bien la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis? [Raül De Tena]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend