“Transit” es tu nuevo disco de electrónica preferido… y todavía no lo sabes. Por ahora, Pina te regala esta moodtape de canciones para esperar el metro en Madrid.

 

Pina descorchaba este año 2015 de la mejor forma posible: su actuación en l a(por ahora) última edición del festival barcelonés Lapsus volvía a poner sobre la mesa que este hombre deja en paños menores a todo aquel que se le ponga por delante y por detrás en toda ristra de sesiones, ya sean festivaleras o no. La capacidad para fascinar y enganchar de su propuesta sobre el escenario tiene algo de hipnosis colectiva, de catarsis compartida, de introspección inducida por la vía extrasensorial (y no por la vía oral u otras más lisérgicas). No es de extrañar, entonces, que la actuación de Pina acabara siendo señalada como uno de los puntales del Lapsus 2015 por mucho que, a priori, otros nombres parecían llamados a llamar la atención de forma más espectacular.

Pero al final prima la experiencia. Y es que Pedro Pina no es un recién llegado: estuvo metido hasta las trancas en la eclosión de la primera electrónica barcelonesa en los 90s bajo el nombre de Sloan, practicando un drum’n’bass capaz de huir de los corsés más incómodos de este género. Con el cambio de siglo, Pina pasaría a habitar el subsuelo de Barcelona… Y ya se sabe que las mejores propuestas musicales, las más avanzadas, siempre surgen de ese sistema laberíntico de túneles subterráneos húmedos y oscuros donde se incuban los sonidos más forward thinking.

pina

En los últimos tiempos, Pina ha publicado dos trabajos en el sello Lapsus: “Onda Corta” (Lapsus, 2011) y “Hum” (Lapsus, 2013)… Y, si al principio de este texto decíamos que este barbudo ilustre abría el año por todo lo alto en el festival barcelonés, habrá que convenir que lo va a cerrar más arriba todavía gracias al lanzamiento de su nueva referencia, una especie de broche de oro a su trilogía publicada en Lapsus que, bajo el título de “Transit” (Lapsus, 2015), sigue empujando con fuerza las murallas limítrofes de ese IDM que ha sabido transitar -nunca mejor dicho- desde los paradigmas de lo industrial a los de ese urbanismo del siglo 21 que alumbra ciudades vacías, calles con farolas de luz dura y cortante, monstruos electrónicos que viven en rincones oscuros y emociones que flotan como espectros buscándose los unos a los otros para hacerse compañía.

Transit” se pone a la venta hoy mismo 13 de octubre… Y en Fantastic Plastic Mag hemos querido celebrarlo de forma lo más especial posible, así que le hemos pedido a Pedro Pina que (por favor por favor por favor) seleccione para nosotros una moodtape bajo la temática que él quiera. Si hubiéramos tenido que elegir nosotros, hubiéramos optado por “canciones para pinchar en sesiones que vuelven loca a la gente y eclipsan al resto de artistas de un festival“… Pero como este hombre es mucho más majo, al final ha optado por una moodtape de canciones para esperar el Metro (en Madrid).

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend