pablo-und-destruktion

Pablo Und Destruktion actuará en la sala Sidecar de Barcelona, donde se encontrará con esos Medioevo con los que han compartido un split hace poco.

 

El asturiano Pablo G. Díaz, hombre que se esconde tras el nombre de Pablo Und Destruktion, es una especie de Leopoldo María Panero bañado en sonidos psicodélicos e industriales sin nunca olvidar las raíces y las tradiciones de su tierra. Su intensa lírica de crítica social es acompañada por un sonido que ha ido evolucionando del folk de su primer LP, “Animal con Parachoques” (2012), hasta las oscuras percusiones y distorsiones de su trabajo más reciente, editado por Discos Humeantes a principios de este año. Este, “Sangrín“, recuerda instantáneamente a la santa dualidad de Nick Cave y Blixa Bargeld como estandartes del spoken word, pero Pablo Und Destruktion consigue resultar incluso más conciso y contundente. El músico asturiano pronuncia verdades como puños además de reivindicar sin pudor lo tradicional y lo rural. A pesar de su afilado discurso, emplea en ocasiones un toque cómico para denunciar la pesadumbre de su entorno provocada por un sinfín de injusticias y malas costumbres de la vida moderna

La sala Sidecar será hoy 5 de diciembre escenario de su increíble fuerza e intensidad, una intensidad que si ya en disco es capaz de ponernos los pelos de punta en directo nos llenará sin duda de intensos temblores. Además, lo acompañarán el dúo darkwave Medioevo y los barceloneses Nieblia. Esta será una ocasión única para que Medievo y Pablo Und Destruktion nos presenten “Funeral de Estado“, un split que ha supuesto una sinergia fascinante gracias a la perfecta combinación de líricas angustiosas y desesperadas contra el territorio patrio junto a melodías oscuras con la que los dos grupos han marcado este trabajo. Por si no fuera suficiente, Medioevo también tocarán canciones de su autoproducido EP “Discurso de Investitura“, en el que desde una electrónica oscura y asfixiante susurran con profunidad la necesidad de hundir este sistema neo-feudal con una lucha violenta y sin concesiones. La oscuridad de Nieblia, en cambio, nos engullirá y nos mecerá gracias a su sonido hipnotizante y sorprendente, resultando una mezcla de rock contundente y violines aullantes… Sonido que plasmarán en breves en su nuevo trabajo, a editarse en 2015.

Una noche cargada de misticismo en la que el desgarro interno por una áspera patria se fundirá con unas espesas tinieblas que prometen envolver y sacudir a todo el que se atreva a presenciar el espectáculo.

 

No Hay Más Artículos