alpargatas-peseta

Ya han hecho camisas, bolsos y calcetines con las telas y estampados más especiales… Ahora, en la casa peSeta vuelven a una de sus especialidades: las alpargatas.

 

Podríamos hacernos los sobrados y afirmar que ya nada nos sorprende de la casa peSeta… Pero, ¿sabéis qué? Que estaríamos mintiendo como unos bellacos, porque lo cierto es que esta firma madrileña sigue sorprendiéndonos como el primer día. Cuando creemos que han hecho su mayor locura (como, por ejemplo las bolsas para la botella de vermut de la que os hablábamos hace un tiempo en esta noticia), van y se superan. Porque, a ver, ¿cómo explicaríais vosotros entonces que esta firma que se inició como una aventura a la búsqueda de las telas pluscuamperfectas haya acabado sorprendiendo una y otra vez con su línea de alpargatas?

Pues eso. Que lo normal sería encasilla a peSeta en lo que vienen haciendo en los últimos tiempos (y no sólo lo hacen, sino que lo bordan): camisas, bolsos, bolsines, calcetines… Pero es que, teniendo en cuenta que ya se han atrevido en otras ocasiones con las alpargatas (y con colaboraciones tan tremendas como la que hicieron con Marc Jacobs), estaba cantado que en peSeta volverían a atreverse con calzado. Así que lo han hecho a tope, con una nueva colección que incluye un total de cuatro modelos diferentes: dos de cuña alta y dos de suela plana.

Para la confección de estos cuatro modelos, en peSeta han utilizado telas de Japón, de Liberty London y de Estados Unidos. Y, por si esto fuera poco, han llevado la producción de estas piezas hasta La Rioja, que es bien conocida por sus vinos, sí, pero también por su profunda tradición zapatera. Como es habitual en todas las locuras de peSeta, cada modelo es distinto del anterior, ya que para confeccionarlo se utilizan diferentes partes de una misma tela con un mismo estampado. Vamos, que además de sorprenderte con sus alpargatas, desde peSeta también quieren que te sientas totalmente única.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend