Es inevitable sentir un poco de decepción… No porque PJ Harvey no se merezca su flamante Barclaycard Mercury Prize 2011: “Let England Shake” está claro que no sólo es el regreso de la diva a lo más alto, sino también uno de los discos que está marcando el presente año. Pero también hay que recordar que PJ ya tiene en su poder un Mercury Prize y, sobre todo, cabe preguntarse: ¿en qué va a ayudar a Harvey este premio en su carrera? Mejor que responder una cuestión tan tendenciosa, lo mejor es seguir con la ristra de preguntas… ¿No habría ayudado mucho más el premio a los menos masivos Metronomy o a ese James Blake que, pese a todo, aún parece necesitar cierto empujoncito fuera de las tierras británicas? ¿No habría sido un signo de infinito buen gusto distinguir a King Creosote & Jon Hopkins? Sea como sea, y una vez más, toca inclinarse ante la reina… Por mucho que desde aquí miremos de reojo a la cohorte real y deseemos que, tarde o temprano, se marquen un buen golpe de estado.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend