Probamos el servicio de comida a domicilio Take Eat Easy… y esto es lo que más nos gusta

Nos ofrecen probar el servicio de comida a domicilio Take Eat Easy… ¿Cómo íbamos a decir que no? Aquí que os explicamos qué es lo que más nos gusta.

 

En Canal+ (bueno, o como sea que se llame ahora ese conglomerado de canales por satélite o cable o lo que sea) están dando una serie de documentales que hablan de cómo será la comida del mañana. Y, la verdad, uno de ellos da que pensar: en él se habla de que una de las posibles tendencias del futuro es, simple y llanamente, optimizar el tiempo obviando toda la parte de la cocina y la comida y viviendo a base de batidos que incluyan todo lo necesario para no morir en el intento.

Si esto se hará realidad o no, no tenemos ni idea… Pero lo que sí que sabemos es que en Fantastic Plastic Mag no nos sobra el tiempo. De hecho, nos escasea. Y por eso mismo tenemos que reconocer que tiramos del take away como si no hubiera un mañana. Así las cosas, ¿cómo íbamos a decir que no cuando nos ofrecieron probar el servicio de comida a domicilio Take Eat Easy? Para empezar, somos gente de probarlo todo. A la aventura. Y, para acabar, ¿a quién se le ocurriría decir que no a algo que implica sentarte en el sofá y esperar a que te den de comer?

Así que, ni cortos ni perezosos, nos bajamos la app de Take Eat Easy y nos dispusimos a disfrutar como cerders… Bueno, aquí viene cuando tenemos que hacer una confesión: como ya habréis intuido, que nos traigan la cena a casa es algo que nos chifla, por lo que desde que descubrimos Take Eat Easy lo hemos utilizado con bastante asiduidad. Así que atended, porque a continuación os explicamos cuáles son las cuatro cosas que más nos gustan de este servicio de comida a domicilio que está disponible en las ciudades de Madrid y Barcelona.

 

Take Eat Easy

LA SELECCIÓN DE RESTAURANTES ES MUY TREMENDA. Repetimos que somos usuarios muy activos en servicios de take away, así que podemos decir con conocimiento de causa que en la mayor parte de ellos falla una cosa muy importante: la selección de restaurantes. En la mayor parte de estos servicios, primero tienes que pensar qué te apetece (chino, italiano, etc.) y luego rebuscar a ver cuál es el más apetecible (y el menos infecto), porque lo más normal será que de todos los disponibles conozcas sólo un par. Pero en Take Eat Easy, para nuestra sorpresa, resulta que están todos los restaurantes de Barcelona que nos dejan tontos: Parking Pizza, Tandoor, Chivuo’s, Sports Bar, Foc i Oli, Surya, Nice People, Piazza D’Italia, Caballa Canalla, La Santa del Born… Ahora, en vez de funcionar como en el resto de servicios, simplemente abrimos Take Eat Easy y buscamos no la comida que nos apetece, sino ese restaurante en concreto que nos apetece. Un sueño (de gordis) hecho realidad.

LA APP ES SENCILLA Y SIN MANDANGAS. Cuando quieres pedir comida a domicilio, lo que quieres es pedirla lo más rápido posible. Al fin y al cabo, si estás recurriendo a este servicio, es porque vas de culo… A este respecto, la app de Take Eat Easy no sólo es sencilla, intuitiva, usable y súper friendly, sino que también incluye un maravilloso servicio de seguimiento de tu pedido a través de un mapa sobre el que se va moviendo el repartidor en perfecta sincronía con el GPS. Ay. Maravillas de la ciencia y la tecnología puestas al servicio de la gula pura y dura.

Take Eat Easy

TAKE EAT EASY NO USA REPARTIDORES, SINO BICI-REPARTIDORES. Mirad, entendemos que la moto es el vehículo que más rápido puede corretear por la ciudad… Pero, en serio, en bici se llega a todos lados igual o sólo un poquito más tarde. Al fin y al cabo, da igual lo rápido que vayas por la urbe: ahí están los semáforos (y las señoras mayores a las que les molesta todo, las bicis, las motos, que vayas por el carril bici, que vayas por la carretera, que respires, que te muevas, que existas) para frenarte. Así que, si alguien nos pregunta, preferimos que nuestro pedido llegue unos minutos más tarde pero que, por lo menos, llegue de forma totalmente ecológica.

NO SIENTES QUE TE ESTÁN TANGANDO CON EL PRECIO DE ENTREGA. Palabrita: hay veces que hemos pedido comida a través de uno de estos servicios a un restaurante cercano a casa y, ¡zas!, nos han llegado a clavar siete euros por la entrega. Ahí. Con todo el morro. Por eso mismo nos encanta que el precio de entrega en Take Eat Easy sea fijo y que, a su vez, sea tan bajo como 2,50€, independientemente de lo lejano o cercano que se encuentre el restaurante del que estás solicitando la comida. ¿Y lo que se disfruta un manjar cuando sientes que además te ha salido barato? [Más información en la web de Take Eat Easy]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend