Si “The September Issue” acabó revelándose como un maravilloso documental no fue sólo por desentrañar los entresijos de la creación del número más importante del año de la revista más importante de moda del mundo, tampoco por mostrarnos a la gélida Anna Wintour más “cercana” que nunca y permitirnos ver cómo trabaja una de las mujeres más admiradas/temidas, sino que también mostró un estupendo trozo de una cotidianeidad que para nosotros se revela como de otro planeta y reveló que Anna no es la única fuerza de la naturaleza que pulula por los headquarters del Vogue americano. “The September Issue” sorprendió porque mostraba a cara perro y sin tapujos los choques frontales entre Anna y su Directora Creativa, la ex modelo Grace Coddington, que a su vez se reveló en el documental como un personaje con una peculiar mezcla de entrañabilidad y genialidad además de mostrar un fiero carácter que no se amedrentaba en ningún momento (o casi en ninguno) ante la figura gélida de la Editora de la revista.

Grace es, sin duda, uno de los personajes más variopintos y queridos del mundo de la moda: modelo, actriz, creadora de tendencias (a veces a su pesar) y conocedora del mundillo como nadie, posee en su vida más información vital sobre la moda que muchos diseñadores que se las dan de imprescindibles. Por eso, cuando se anunció que sacaría unas memorias unos limaron espadas y la mayoría aplaudió. El libro se pondrá a la venta el próximo 20 de noviembre y está basado en los diarios que la polifacética galesa lleva escribiendo desde que era muy joven. Gracias a él podremos disfrutar y tener en nuestra casa un pedacito de esta biblioteca con patas que es la mujer del pelo de fuego.

Y si todavía te planteas hacerte con él en inglés, eso sí (que no deberías, aunque esperemos que alguna editorial española se atreva a publicarlo en nuestro idioma), Vogue ha colgado un extracto de cinco páginas del libro donde Grace explica sus primeros photoshoots y nos cuenta lo muy diferentes que eran los preparativos de las modelos a como se hace ahora, cómo perdió la virginidad, cómo ella ya usaba pestañacas postizas mucho antes que Twiggy y muchísimas anécdotas más (¡en solo cinco páginas!)… Seguro que estas Memorias serán una lectura más apasionante que toda la colección de Harlequin junta. Hay que tenerlo, sí o sí.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend