apenino-viravolta

VIRAVOLTA / Apenino [77%] Al abajo firmante, la música y el nombre de Marco A. Maril le trasladan en un placentero viaje en el tiempo a una época en la que no existía el pasado, se vivía con intensidad el presente y todavía estaba por imaginar un agitado futuro que, desgraciadamente, no tardaría en llegar. En aquel momento, era casi una costumbre diaria sentarse en la barra del bar favorito de Santiago de Compostela mientras se escuchaba alguna de las canciones del único álbum de Dar Ful Ful, El Artista Adolescente (Jabalina, 2001), y una deliciosa calma dominaba la atmósfera. A medida que transcurrían los años, a pesar de que Marco ya volaba en solitario con el alias de Apenino, sus delicadas composiciones conseguían mantener esa sensación imperturbable de paz infinita. Y, así, hasta ahora… Aunque su actividad discográfica los últimos tiempos no ha sido frenética: desde la salida de Un Rayo de Sol (Jabalina, 2007), Marco ha ido dando puntuales pero acertadas señales de vida musical a través de sencillos, apariciones en discos homenaje, colaboraciones, participaciones en iniciativas como el Ukelele Kit Project, postales sonoras y especiales intervenciones en directo como en el Sinsal SON Estrella Galicia 2014.

Con todo, aunque no había dejado de cultivar su aura de inspirado compositor doméstico ni de expandir su universo personal, se echaba de menos que Apenino volviese a condensar en un trabajo más o menos largo su habitual pop sintético de textura aterciopelada, voces amables, fondo mullido, arreglos de juguete, tono romántico, ambientación intimista y belleza cautivadora. Viravolta (Jabalina, 2014), tercer álbum del santiagués afincado en Vigo (elaborado con la inestimable ayuda de, entre otros, Eva e Iván de Linda Guilala y entregado en formato de vinilo de 10’’), no sólo conserva intactos todo esos rasgos, sino que los amplía mediante dinámicas bases rítmicas que se inscriben en el synthpop enriquecido por ensoñadores punteos de guitarra (“Conversa Ultramarina”), el uso -por primera vez en la carrera de Marco– del gallego como idioma perfecto para multiplicar la sonoridad evocadora de sus piezas (“Mirada Atlántica”, “Esforzo Infinito”, “Todo Aquilo”) y la bendita aportación vocal de Mónica Vacas (Mus) en dos temas fundamentales: “Opresión”, que define la sensible relación de las nueva letras de Apenino con el actual contexto de depresión -acción que se extiende a “La Estafa Social”-; y la “Leyenda del Tiempo”, inesperada pero lograda relectura del original de Camarón que demuestra la versatilidad y valentía de Apenino sin renunciar a sus señas de identidad.

“Viravolta” es un auténtico soplo en el corazón, una agradable y cálida brisa marina atlántica que entra por los oídos hasta conquistar por completo cuerpo y alma. Es, en definitiva, Apenino en estado puro. [Jose A. Martínez]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend