Es curioso el rollo pendular de la escena de música independiente. Tomemos como ejemplo a Richard Hawley, ese señor vintage (él en sí mismo) que lo petó lo más grande con “Coles Corner” (Mute, 2005) para, a continuación, caer en uno de esos abundantes casos en los que casi que daba vergüencita decir que te molaba. Por el qué dirán. Es lo que tiene: todo lo que sube, baja. Y los modernos son (somos) los más implacables a la hora de aplicar esta ley de la gravedad cool. Por suerte, este año la ley se ha invertido, como suele pasar, y a Hawley se le ha aplicado lo de “todo lo que baja, sube”: su reciente “Standing at the Sky’s Edge” (Parlophone, 2012) no sólo le ha valido críticas excelentes por doquier, sino que también ha recuperado el favor de un público que se vuelve a declarar fan de Richard y de sus baladones rockabillies. Con lo que es fácil vaticinar que, en cuanto el hombre a un tupé pegado ponga un pie en España, sus conciertos van a ostentar un cartel de merecidísimo “evento de la temporada”. Así que apunta: Richard Hawley actuará el 21 de octubre en Madrid (Joy Eslava), el 24 en Málaga (Auditorio), el 25 en Cartagena (Teatro Circo) y el 26 en Madrid (Sala Apolo). Cuatro fechas en las que, desde FPM, preveemos que la brillantina volverá a alzar muchos tupés a lo largo y ancho de la península.

No Hay Más Artículos