¿Lo de pagar con el móvil te parece algo venido del futuro? Pues eso será porque no conoces todavía las bondades de Samsung Pay.

 

#truestory. Hace unos días, estábamos en un bar y, nosotros, que somos un poco cotillas, no pudimos evitar poner una oreja en la conversación de un señor con su hija justo a nuestro lado. Él le intentaba explicar que “todo el dinero negro que existe en el mundo no sería un problema si no existiera el dinero y todo el mundo pagara con su teléfono“. Y la verdad es que el señor tenía parte de razón… Más allá de su rollo conspiranoico, hay que reconocer que pagar de forma virtual es más cómodo y no debería ser el futuro, sino el presente.

Sobre todo si lo de “pagar de forma virtual” es algo tan cómodo y maravilloso como lo de Samsung Pay. El nuevo servicio de pago móvil de Samsung hará que te olvides de llevar los bolsillos llenos de moneditas y la cartera a reventar de tarjetas de crédito. La idea es que lo tengas todo en tu móvil y que, a partir de ahora, realizar compras sea tan sencillo que pueda resumirse en tres pasos: desliza (tu dedo sobre la pantalla para elegir qué tarjeta quieres usar), autoriza (con tu huella dactilar o tu PIN), paga (acercando el teléfono al datáfono)… Y ya.

Además, Samsung Pay hará que te sientas profundamente seguro al usarlo gracias a sus tres capas de seguridad. Los datos de tu tarjeta se almacenan en un elemento seguro que nunca se comparte con el establecimiento. Por otro lado, Samsung Knox monitoriza tu teléfono a tiempo real. Y, para más inri, tu huella dactilar será el elemento de seguridad más fiable… ¿Necesitas más motivos para utilizar Samsung Pay? Anda, hija, no seas antigua. Hazle caso al señor del bar y apúntate al futuro ya de ya gracias a las bondades de Samsung Pay. Lo único que necesitas es un teléfono Samsung y una tarjeta de crédito.

Más información en la web de Samsung Pay.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend