rubias-hitchcock

Serge Koster explora en “Las Fascinantes Rubias de Alfred Hitchcock” la relación (perturbadora) entre el mítico director y las mujeronas de pelo platino.

 

Alfred Hitchcock, tanto como persona como personaje, se ha acabado convirtiendo en un mito tan legendario como muchos de los papeles que escribió él mismo sobre el guión… Y no es para menos: múltiples y variadas son las leyendas que corren al respecto de sus filias y sus fobias, de sus gustos y manías y, por encima de todo, de su obsesiva relación con las mujeres rubias. Grace Kelly en “La Ventana Indiscreta“, Kim Novak en “Vértigo” o Tippi Hedren en “Marnie, La Ladrona” son algunos de los ejemplos ilustres que han poblado la filmografía del genio del suspense.

Es por eso que resulta completamente imposible poner en tela de juicio la legitimidad de Serge Koster a la hora de poner sobre la mesa la relación de Hitch con las rubias e intentar destapar qué se esconde debajo. Y esto, ha de constar en acta, es un esfuerzo titánico si tenemos en cuenta que el director siempre fue no sólo muy celoso de su propio intimidad, sino aficionado a mostrarse sólo en parte y de forma mucho más que fragmentaria (como atestigua, por ejemplo, que en todas sus películas aparezca en un único plano a modo de pura anécdota).

Las Fascinantes Rubias de Alfred Hitchcock“, editado en nuestro país por Periférica, ha sido comparado con uno de los libros más míticos de la historia del cine: la conversación entre Truffaut y el propio Hitchcock. Y, aunque en este caso el realizador no es el interlocutor de Serge Koster, el nivel de profundidad que el autor consigue en este libro es realmente impresionante, firmando así un texto a medio camino entre el ensayo y el diálogo ficcionado, entre el retrato psicológico y el diario de visionados para detectar rasgos de la relación de Hitch con las rubias que más que probablemente nos hayan pasado desapercbidos hasta el momento.

Definitivamente, este es un libro ideal incluso para los menos fans de Alfred Hitchcock… Porque ¿a quién le amarga el dulce del morbo?

 

las-fascinantes-rubias-de-alfred-hitcock

No Hay Más Artículos

Send this to a friend