Discoteca Océano parece una de esas pocas casas de discos destinadas a descubrirnos las nuevas promesas del pop patrio. Si ya tuvo en su día el macro pelotazo de editar el debut de El Guincho, la puntería no se les torció lo más mínimo de ahí en adelante: prueba de ello son Linda Mirada, Joe Crepúsculo o Thelemáticos, todos ellos compañeros de fatigas (y placeres) en algún momento de la corta vida del sello. El showcase de Discoteca Océano que tuvo lugar en la Sala Siroco (Madrid) el 3 de febrero olía a nuevo examen, ya que se presentaban dos de las nuevas incorporaciones a su catálogo: Violeta Vil (VV) y Capitán.

Capitán fueron los primeros en salir al escenario y, desde el minuto uno, desplegaron esa delicia de pop oscuro a medio camino entre Décima Víctima y los Radio Futura más introspectivos. Impresiona que un grupo con tan poco tiempo de vida pueda exhibir tantas tablas sobre el escenario pero, teniendo en cuenta que sus miembros vienen de grupos como Extraperlo o Veracruz, de repente, esa fiereza contenida dentro del escenario cobra mucho más sentido. Clásicos instantáneos y un grupo para no perderles la vista ni un momento.

Por otro lado, aunque sin perder ese hilo de oscuridad, Violeta Vil tiran más de un showgaze de teclados y bajos contundentes que acaban hipnotizándote en plan telaraña. Con un look muy a lo Dum Dum Girls, este grupo 75 % de chicas y mezcla de Venezuela, Canarias y La Rioja, sabe a 80s y a las desaparecidas The Organ. Una bonita mezcla que nos dejó atrapados con la mirada en el vacío mientras nuestras cabezas se movían al son de la música…

Quizás sea pronto. Quizás me precipite… Aunque para mi que Discoteca Océano lo ha vuelto a hacer.

[Alejandro Masferrer]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend