miguel-bellas

Atención Tsunami, Incendios, Paracaídas… Le preguntamos a Miguel Bellas qué canciones escucha cuando todas sus bandas le dejan tiempo para estar “Home (alone)”.

 

El DNI artístico de Miguel Bellas refleja con claridad que nos encontramos ante un hombre inquieto, hiperactivo y multitarea, condiciones que demuestra como componente de tres bandas similares en cuanto a sus puntos de partida estilísticos pero diferentes a la hora de llevarlos a la práctica. La más conocida de ellas es Atención Tsunami -a la que aporta voz, guitarra, bajo y sintetizador / teclado-, que hace unos meses rompió un silencio discográfico de cinco años con la publicación de su notable segundo trabajo, Que le Corten la Cabeza (Récords del Mundo, 2014) y que funciona, a la vez, como tronco (post)rock del que crecen los otros dos proyectos paralelos de Miguel: Incendios -a punto de grabar nuevo disco- y Paracaídas -también con álbum en el horizonte-.

Por si esta multiplicidad artística no fuera suficiente -a la que se añade su inclusión en Karen Koltrane, proyecto synthpop de Ángel Valiente-, nuestro protagonista también se ocupa, junto a sus compañeros de grupos, de llevar a buen puerto su propio sello, Récords del Mundo. De ahí que su selección de temas para escuchar o cantar -si es menester- en la tranquilidad de su casa pueda interpretarse, de entrada, como una vía de escape para desconectar y alejarse del mundanal ruido. Aunque lo que verdaderamente plasma es la poliédrica alma sonora de Miguel y, fijándose con detenimiento, la huella de las influencias que dan forma a su tripartito musical.

 

UNA CANCIÓN PARA…

… cantar en la ducha. “Morning Theft” (Jeff Buckley).

 

… cortarse las venas. “Chapel Rain” (Dakota Suite).

 

… marcarse una sesión de autoplacer. “Slow” (Kylie Minogue).

No Hay Más Artículos

Send this to a friend