azealia-banks-the-big-big-beat

Si eres de los que no le perdonan a Azealia Banks eso de ser una bocachancla, escucha su nuevo temón “The Big Big Beat” y luego cambia de idea.

 

Azealia Banks ha hecho lo más inteligente que podía hacer… Y, oye, recuerda que estamos hablando de la bocachancla mayor del reino y que, la verdad, sus decisiones hasta el momento nunca habían brillado por su inteligencia. Más bien lo contrario. La cuestión es que, durante un tiempo, Banks fue la gran esperanza de aquel hip-hop que flirteaba y sigue flirteando con el ball vogue y otros géneros periféricos. Pero luego empezaron las batallas con su discográfica, con otros artistas a través de Twitter y con cualquiera que se le pusiera por delante. Más todavía: su debut en largo, “Broke With An Expensive Taste” (Prospect Park, 2014), no fue lo suficientemente solvente como para pasar por encima sus desbarres continuos.

Desde entonces, Banks parece haber apostado por guardar un perfil bajo, mantener la boquita más cerrada de lo habitual… Y dejar que pasara un tiempo prudencia, que se calmara la animosidad hacia ella y, entonces sí, volver. En esas estamos. Aunque, la verdad, no sabemos exactamente cómo tomarnos esto: Azealia acaba de dejar caer un temarral de tomo y lomo titulado “The Big Big Beat“, pero nadie sabe a ciencia cierta si se incluirá en alguno de los discos que supuestamente debería editar en breve, ya sea su segundo LP “Business & Pleasure” o la segunda parte de su celebrada mixtape “Fantasea“.

Si alguien nos pregunta a nosotros, votaremos por la segunda opción, ya que el rollito ball vogue de “The Big Big Beat“, canción producida por An Expresso, enlaza directamente con lo mejorcito de aquella mixtape. Es decir: menos burraquismo por burraquismo y más elegancia. Banks sigue manteniendo su sugerente flow, y se agradece que huya de su versión más agresiva para volver a apostar por ese rollo 90s que fue lo que nos enamoró a todos en un buen principio. Ahora sólo faltan un par más de temazos como este y la ídola volverá a estar subida a la ola del hype.

Más información (o no) en la web de Azealia Banks.

 

No Hay Más Artículos