the-postal-service-a-tattered-line-of-string

¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Cinco años? ¿Ocho? ¿Quince? La verdad es que han sido exactamente   diez, pero da la sensación de que ha pasado toda una vida. La primera vez que escuchamos una canción de The Postal Service fue en 2003, cuando lanzaron su memorable “Give Up” (SubPop, 2003). En ese margen de tiempo algunos nos hemos hecho mayores, otros han entrado en la edad adulta y otros han empezado a descubrir su identidad musical gracias a o con ellos, porque la verdad es que The Postal Service eran / son como “Cine de Barrio“: tiene público de todas las edades y su encanto es atemporal. De hecho, cuando por aquí ya nos imaginábamos que aquel disco se quedaría en el Olimpo de las historias inacabadas, nos los confirmaron para el Primavera Sound 2013 y todo el mundo empezó a preguntarse… “¿y si?”

Pues resulta que sí, que vuelven con (algo) de material nuevo, porque con motivo del décimo aniversario de su mítico “Give Up” han preparado una reedición de lujo que incluirá dos temas inéditos. No es un disco entero, pero algo es algo. O eso dicen. El primero es este “A Tattered Line of String” que cantan junto a Jenny Lewis, un dulcísimo tema en el que cambian la folktrónica de la que fueron abanderados (esa cosa tan dosmiles) por un delicioso eurodance bañado en algodón de azúcar. Es animada y alegre, lo que hace que el cosquilleo que recorre la espina dorsal cuando la escuchas sea doble: pica por nostalgia y pica porque mola, que en lugar de hacer el típico tema lentito han optado por ponerle un punto de color a su regreso y eso siempre es bien. Así que podemos decir que The Postal Service vuelven enseñando solo la patita (un disco entero hubiera sido lo suyo), pero la enseñan con la manicura bien hecha y con las uñitas pintadas de un esmalte brillante.

Ahora sólo falta que también vuelvan The Avalanches y Family… ¿Te imaginas?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend