La programación del MIRA 2015 es interesante más allá de las actuaciones musicales clásicas… Te revelamos cinco propuestas extramusicales a no perderse.

 

Normalmente, en Fantastic Plastic Mag tenemos que estrujarnos el seso para ofrecer una cobertura previa de los festivales lo más interesante y original posible. Eso, en ocasiones, es difícil. Y, en otras ocasiones, es DEMASIADO fácil. Es el caso, por ejemplo, del festival MIRA: su espíritu avanzado (¡avanzadísimo!) elimina de la ecuación nuestra necesidad de buscar algo original y diferente, porque es el propio evento el que se encarga de hacer esa búsqueda y de plantarnos los resultados delante de la cara.

Hace mucho tiempo que lo venimos diciendo: los festivales tradicionales nos aburren. Soberanamente. El formato de congregar en un único lugar un porronazo de actuaciones que acaban estando faltas de alma, que se limitan a hacer salir a un tío al un escenario y ya, sin más, caducó hace algunos años. Hay quien todavía no se ha querido dar cuenta… Y hay quien, edición tras edición, va aumentando su cuota de experimentación, la cantidad de actuaciones fuera de lo normal, de actividades paralelas, de propuestas extramusicales que sorprendan al público, que le saquen de la modorra del circuito festivalero más anquilosado.

El MIRA ya hace tiempo que dejó claro que lo suyo es mucho más que música… Y, de cara a su edición del 2015, que se está celebrando del 30 de octubre al 7 de noviembre (aunque concentrará su programación en Fabra i Coats el próximo fin de semana del 6 y el 7 de noviembre), ha subido mucho las apuestos en lo que a currículum extramusical se refiere. Por eso mismo, antes de abordar la cosecha musical del MIRA 2015 con otro artículo que caerá en breve, os presentamos nuestras cinco propuestas de esta edición del festival que van más allá de la música.

No seáis cazurros: si vais al MIRA 2015, no os limitéis a ver actuaciones. Para un festival que se lo curra a la hora de ofrecer una oferta variada, aprovechadla. No demostréis que estáis más anquilosados que esos otros festivales tradicionales.

 

5. NON HUMAN DEVICE #002, de BORIS CHIMP 504. Boris Chimp 504 es un estudio multimedia portugués formado por Rodrigo Carvalho (encargado de los visuales) y Miguel Neto (al cargo del sonido)… Pero también es un ente que se está dedicando a viajar por el espacio en diferentes misiones y a transportar hasta la Tierra todo un conjunto de objetos y aparatos alienígenas para que el común de los humanos podamos experimentar con ellos. Al MIRA 2015 traerán su segundo artefacto, con el que el público podrá interactuar a través de un interfaz que les permitirá abordar el objeto tanto desde lo visual como desde lo sonoro. Eso sí: reza para que el artefacto no te contagie nada. ¿O soy el único que al hablar de artefactos alienígenas se acuerda del Venom de Spiderman?

 

4. GENERA ESFERA, de ANNA CARRERAS y LILI BARRIÈRE. Hace unos años, el oficio de dj entró en una especie de torre de mafil a la que resulta francamente difícil acceder por mucho que desde ella nos lleguen deslumbrantes reflejos. Ahora parece que el que le ha seguido a lo más alto de esta inexpugnable edificación es el oficio de VJ… Anna Carrera y Lili Barrière están empeñadas en sacar ese oficio de su torre de marfil. En eso consiste su “Genera Esfera“: un interfaz limpio y simple con el que el público puede convertirse en VJ en cero coma y experimentar con los visuales generativos de esta instalación interactiva. La interfaz de “Genera Esfera” es una trackball que actúa a modo de espejo y sobre la que el visitante podrá verter su creatividad de forma directa. Sin intermediarios. ¿Ha nacido un VJ estrella?

 

3. TIMÉE, de GUILLAUME MARMIN y PHILIPPE GORDIANI. El punto de partida de “Timée” no podía ser más seductor: sus autores, Guillaume Marmin (que se ocupa del concepto y de la producción) y Philippe Gordiani (al cargo de la música), afirman haberse basado en el diálogo “Taimeus” de Platón para construir esta instalación. La idea es darle espacio a la Música de las Esferas: usando proyectores, humo, luz y oscuridad, “Timée” engulle al visitante de forma inevitable, empujándole hacia un viaje personalizado que se basa en el uso de la luz y que evita por completo el recurso fácil de las pantallas audiovisuales. Aunque ya se ha visto en otros lugares, el MIRA 2015 albergará “Timée” en su espacio más grande hasta la fecha: la Sala Bota de Fabra i Coats. Será para entrar y no salir.

 

2. ALCOVE, de SUPERMAFIA y FELDERMELDER. Inexplicablemente, el espectador parece irremediablemente exiliado a dos espacios diferentes que nunca se solapan: delante de una pantalla o dentro de una obra. En “Alcove“, sin embargo, Supermafia y Feldermelder exploran la relación entre obra y espectador sacando a este segundo de su zona de confort. Y es que esta obra ocurre alejada de quien la mira: “Alcove” es un espacio que se ve definido por la luz y por el sonido, pero es un espacio que el espectador no experimenta de primera mano, sino desde detrás de un cristal y a través de unos auriculares. Esta será la primera vez que se pueda disfrutar de la obra de Supermafia y Feldermelder fuera de Suiza… Así que perdérselo es totalmente inaceptable.

 

1. REFLECTIONS, de TAKAMI NAKAMOTO y SÉBASTIEN BENOITS. Puede que las instalaciones sean la parte más artística del MIRA… Pero rescindir las propuestas al “truco o trato” de “actuación o audiovisual” sería muy corto de miras (nunca mejor dicho). En este festival quieren actuaciones con audiovisuales potentes, sorprendentes e impactantes. Y, entre ellas, este año es imposible no destacar las “Reflections” de Takami Nakamoto (la mitad de NONOTAK) y el francés Sébastien Benoits. Este será un espectáculo que prescindirá de las pantallas y se centrará en elementos depuradísimos: batería analógica, música electrónica, mapping, luces, estructuras de LEDs y estrobos. Si sales vivo de la intensidad de “Reflections“, seguro que se convierte en una de las experiencias de tu vida.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend