project-spark-01

“Project Spark” es una experiencia de juego tan infinita que lo mejor que podemos hacer es transmitiros nuestra pasión con la pregunta: ¿por qué engancha cosa mala?

 

Ya desde el pasado E3 2014, “Project Spark” para Xbox One apuntaba maneras… Bastó un único trailer para hacer que muchos soñáramos con el juego perfecto, con el juego infinito, con un juego en el que jugar significa crear nuevos juegos para que el resto de usuarios los jueguen mientras tú también juegas los suyos. ¿Suena a retruécano imposible? ¿Suena a típica promesa de trailer en el E3 que al final no tiene nada que ver con el juego final? Puede ser, pero lo cierto es que, una vez con “Project Spark” en las manos, es necesario reconocer que el juego no sólo cumple con lo prometido, sino que toda primera toma de contacto está destinada a recordar al jugador recién llegado a ese momento en el que metes el dedo gordo del pie en el agua y, sólo a través del tacto con el mar, sabes que hay todo un mundo inabarcable que te espera. Un mundo que no podrás explorar ni con las nueve vidas de un gato.

Pero vayamos por partes. “Project Spark” es un juego que puedes abordar de mil formas posibles. Cierto es que, si no te apetece quebrarte la cabeza, siempre puedes desparramar como jugador “pasivo”, ya sea embarcándote en las mil misiones tipo “Fable” disponibles desde el minuto cero, ya sea en forma de campañas oficiales (las propias del juego) o a la manera de aventuras diseñadas y propuestas por otros jugadores (puedes guiarte por un sistema de puntuación que te permite saber cuál es la opinión general sobre una campaña u otra y así evitar bodrios innecesarios). Como en cualquier título de fantasía medieval, puedes elegir entre varios personajes que irán subiendo de nivel y mejorando tanto su apariencia como sus habilidades a medida que vayas ganando experiencia. En resumidas cuentas: lo que ya hemos visto otras veces, pero a un nivel muy elevado. Y, además, con el añadido de poder jugar en mundos creados por otras personas que, como tú, no son diseñadores profesionales de videojuegos.

project-spark-04

Pero hay “Project Spark” mucho más allá de su uso pasivo. El verdadero corazón del juego arranca a latir cuando te conviertes en jugador “activo” y decides crear tus propias aventuras para que el resto de la comunidad online pueda disfrutarlas. Aquí es necesario hacer una advertencia: este es un título en el que hay que invertir mucha dedicación y muchas horas para conseguir un resultado mínimamente decente… Pero, oye, para juegos facilones de aquí te pillo aquí te mato ya tienes los de toda la vida, ¿no? “Project Spark” incluye todo un conjunto de tutoriales básicos que sirven para entrar en la materia, pero que no te aseguran ni mucho menos que seas capaz de facturar una aventura vibrante y coherente. Mi consejo es que recurras a YouTube y a los miles de tutoriales en los que aprender técnicas avanzadas… Porque resulta que absolutamente todo en “Project Spark” (desde el suelo hasta las piedras pasando por los enemigos, los objetos y los elementos que sólo serán “decorativos” en las manos más vagas) tiene un “cerebro”, y que ese “cerebro” puede ser “programado” en base a mil variables para conseguir cientos de comportamientos distintos.

Project Spark” se lanzó en noviembre y realizar una reseña de un juego de esta magnitud resulta completamente imposible: impera en la comunidad de jugadores (que ya empieza a ser extensa y sólida) la sensación de que sólo hemos divisado la punta del iceberg, de que el futuro no sólo traerá nuevos paquetes descargables que amplíen las posibilidades estéticas y las mecánicas del juego, sino que también implicará una sofisticación cada vez más compleja en la forma en la que los jugadores / creadores abordaremos nuestros propios mundos… y los ajenos. Mientras tanto, y para intentar transmitir un poco nuestras sensaciones después de varias semanas jugando, sólo podemos hacer una cosa: preguntarnos en voz alta ¿por qué “Project Spark” engancha cosa mala? y que las respuestas sirvan de anzuelo para que os unáis a nosotros en esta aventura tan apasionante.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend