Sony-01

Hace unas semanas nos regalaron un altavoz inalámbrico Sony SRS-X2… Y no hemos podido evitar la tentación de enseñaros qué hemos estado haciendo con él.

 

Lo reconocemos: como a todo hijo de vecino, en Fantastic Plastic Mag nos encanta que nos hagan regalos… Hace unas semanas, por ejemplo, recibimos un bonico Sony SRS-X2, lo que es lo mismo: un altavoz inalámbrico que funciona por conexión Bluetooth desde tu smartphone, tu tablet, tu portátil o lo que te dé la gana (bueno, “lo que te dé la gana” que tenga Bluetooth, claro). En cuanto lo recibimos, lo cargamos (con su cablecito USB hacia el portátil) y nos dispusimos a probarlo. Una cosa os decimos: no hemos parado desde entonces.

En serio. Os lo decimos muy en serio. Y mira que no somos mucho nosotros de eso de llevarse la música ni a otra parte ni a todas partes (¡muerte a los que escuchan reggaetón en el metro a través de sus teléfonos y a toda pastilla!). Pero, oye, además de para llevarnos nuestro Sony SRS-X2 de vacaciones, que todo se andará, hemos descubierto que lo hemos acabado por utilizar en muy diferentes lugares de nuestras casas. Así que, oye, ¿por qué no fardar un poquillo y mostraros qué hemos estado haciendo con este regalo tan especial?

 

sony-02

1. ESCUCHAR MÚSICA EN LA TERRAZA. Que conste que en Fantastic Plastic Mag somos mucho de hacer nuestro cafelito de media mañana en la terraza para aprovechar el solecito de invierno y la fresca del verano. Y, oye, la verdad es que el Sony SRS-X2 hace que nuestros cafés sean más amenos… Lo jodido es que, entonces, entre el solecito y el musicón, a ver quién es el majo que vuelve a ponerse a currar.

 

sony-03

2. DESGAÑITARNOS EN LA DUCHA. ¿Meter el portátil en el lavabo mientras te duchas y que se acabe estropeando por culpa del vapor? ¡Nunca más! La llegada del Sony SRS-X2 ha conseguido que nuestras duchas sean más largas y, sobre todo, más repletas de esos intentos de cante jondo que sólo te atreves a perpetrar en la intimidad del baño cuando el estruendo del chorro del agua encubre tus escasas dotes de cantante.

 

sony-04

3. LA COCINA. Nos encanta cocinar con algún libro de El Comidista como guía (porque, por si no lo sabéis, sus recetas son totalmente infalibles). Y lo que más nos gusta precisamente de sus libros es que acompaña cada preparación con una canción o un disco en concreto… Desde que tenemos el Sony SRS-X2, podemos cocinar al ritmo que nos marca El Comidista. Aunque también es cierto que acabamos improvisando lo más grande. Y luego sale lo que sale.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend