Hoy 8 de febrero entran en vigor las nuevas normas de seguridad de Twitter que tienen como objetivo ir contra los trolls y su actitud abusiva.

 

Hacer de Twitter un lugar más seguro es nuestra prioridad. Defendemos la libertad de expresión y que la gente pueda ver todas las versiones sobre cualquier tema. Pero esto, pone en peligro cuando el abuso y el acoso ahogan y silencian esas voces. No toleraremos esto y por ello estamos lanzando nuevos esfuerzos para detenerlo.” Así de rotundo se ha mostrado Twitter a la hora de anunciar su nueva actualización de seguridad, que entra en vigor hoy mismo 8 de febrero y que en las próximas semanas irá introduciendo novedades y mejoras en la red social en pos de algo que deseamos todos: acabar con los trolls.

Estos cambios llegan en el mejor momento, teniendo en cuenta que estamos en una época en la que la libertad de expresión poco tiene que hacer cuando un troll ha llegado a ser Presidente de EEUU, jugando impunemente a lanzar campañas de acoso a ciertas personas e incluso haciendo pasar por verdad hechos que son pura mentira (lo que su gabinete llama “hechos alternativos”, vamos). El caso de Trump es extremo, sí, pero está bien observar cómo en Twitter se han puesto las pilas para que ese caso no sirva de ejemplo para nadie.

La intención de Twitter es trabajar duro en tres direcciones:

1. Detener la creación de nuevas cuentas abusivas. Hasta ahora parecía que daba un poco igual si te cerraban una cuenta de Twitter por abusón porque, al fin y al cabo, siempre podías abrirte otra. La red social quiere que, a partir de ahora, esta práctica no sea tan sencilla: van a intentar detectar a personas que ya han infringido las normas de abuso y no les permitirán volver a Twitter de ninguna de las formas. Parece difícil, pero esperamos que vayan en serio y que lo consigan.

2. Resultados de búsqueda más seguros. Lo jodido no es que alguien publique algo abusivo… Lo jodido es que eso se convierta en trending topic. Lo jodido es, básicamente, que la búsqueda prioriza lo más “relevante” sin importarle si eso es dañino o no. Y eso se va a acabar.

3. Colapsar tweets potencialmente abusivos o de baja calidad. Ya no es sólo cuestión de evitar que un tweet abusivo se haga relevante, sino también de evitar que eso se convierta en una conversación que alargue el abuso. De esta forma, Twitter colapsará los tweets potencialmente abusivos (y de baja calidad, aunque no nos queda muy claro qué significa esto) y, sobre todo, sus respuestas.

Sobre el papel, todo suena genial. Eso no lo vamos a negar. Suena a una medida que hacía tiempo que Twitter debería haber tomado… En Fantastic nos da la impresión, sin embargo, de que conseguir todo lo que proponen estas normas de seguridad va a ser algo complicado. Pero brindamos por la iniciativa y recurrimos al lenguaje twittero para decir lo que sentimos en lo más profundo de nuestras almas: ¡HABER SI ES VERDAD! 

Más información en el blog de Twitter.

 

Stop the trollas

No Hay Más Artículos