sodoma-lopez

Al pensar quién podría bordar una moodtape inspirada en la canción “Vacaciones en Sodoma”, hubo un nombre que nos salió de forma natural: Löpez.

 

Cuando elegimos el título “Vacaciones en Sodoma” para definir nuestra temática de verano, no lo hicimos al tun-tún (qué bonita expresión la del “tun-tún”, ¿no?): lo hicimos como homenaje al gigantesco Carlos Berlanga y a aquel temarral que, tanto tiempo después, sigue atronando en nuestras cabezas cada vez que alguien pronuncia el nombre Tulipán en voz alta. Es lo que hay. Aun así, el hecho de que el título de esta canción sea tan vinculante podía ser un problema a la hora de buscar algún tipo de contenido musical que asociar a esta temática: ¿cómo superar la alargadísima sombra de un artista tan icónico?

Aquí nuestra idea: pensar en algunos artistas que nos parezcan bonitos herederos (por algún motivo u otro) del legado de Carlos Berlanga y pedirles que nos hagan una moodtape a partir del título de la canción en cuestión, “Vacaciones en Sodoma“. Tenemos que reconocer que uno de los primeros nombres que se nos vino a la cabeza fue el de otro Carlos, esta vez de apellido López. Ya sea como parte del binomio Corazón o en ese proyecto que comparte con su madre bajo el nombre de Löpez, lo de Carlos López apunta indudablemente hacia Berlanga (bueno, también apunta hacia muchos otros sitios, y eso es lo particularmente estimulante y seductor en su caso).

Así que no nos enrollamos más: aquí queda su moodtape inspirado en “Vacaciones en Sodoma“, con artistas tan variopintos como Françoise Hardy, Manolo Otero, Barry White, “Verano Azul“, Serge Gainsbourg, La Bionda, Tito Rojas, Xavier Cugat o Calle 13. ¿Imposible? Nada es imposible para alguien como Carlos López. Y, si no nos creéis, echadle un vistazo al pequeño-gran texto en el que nos explica los intríngulis de la moodtape. ¿Veis? Tampoco hemos elegido a Löpez al tun-tún.

Las letras de Carlos Berlanga siempre se han caracterizado, entre otras cosas, por su humor inteligente y su elegancia. “Vacaciones en Sodoma” es seguro su canción menos sutil, porque ya me dirás meter en una misma canción “popper, mantequilla y sodomía”. Así que he elaborado una playlist a modo de polvo sexual, en la que pasamos de canciones sensuales o preliminares a canciones poco sutiles o directamente guarras. La mejor forma de escuchar estas canciones es con los oídos bien abiertos y con la boca u otros orificios ocupados.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend