Después de un año en barbecho, regresa uno de los festivales más entrañables y cuidados de la provincia de Pontevedra: el Lolapop. Y lo hace presentando su cambio de residencia como gran novedad. Desde su comienzo, en el 2007, esta reunión musical se venía celebrando en la localidad pontevedresa de Pontecaldelas. Pero las apreturas económicas provocadas por la actual crisis hicieron que la organizadora del Lolapop (Ernie Producciones) y el consistorio del lugar que lo acogía se viesen obligados a cesar su colaboración, una circunstancia que llevó a replantearse la supervivencia del certamen. Resuelta esta duda, sólo quedaba por elegir una nueva ubicación para su realización…

Así, ya iniciado este verano y tras el parón obligatorio, se anunciaba que la quinta edición del Lolapop se celebraría en la cercana villa de Redondela, concretamente en el muelle del puerto de la parroquia de Cesantes. Por ese marítimo enclave desfilarán en una única jornada, el sábado 8 de septiembre, una atractiva ristra de grupos patrios conocidos y por conocer (sobre todo, en vivo). En el primer saco podríamos meter a Bigott, que hace unos meses visitaba Galicia con su nuevo disco, The Orinal Soundtrack(Grabaciones en el Mar, 2011), bajo el brazo; a Niños Mutantes (en la foto), también habituales de los escenarios gallegos; a los jiennenses Supersubmarina, nuevo ejemplo de banda que se mueve con soltura entre los sonidos denominados indie y mainstream; y a Maryland, veteranos de la escena pop-rock alternativa local. En el segundo, aparecerían  el peculiar quinteto Rusos Blancos y su pop preñado de fino sentido del humor; y los vigueses Munich, devotos practicantes del post-punk rockero y oscuro de última generación que ofrecerán parte de su debut en largo, “INA” (2012). Para rematar el cartel, los djs Virginia Díaz (directora y presentadora del programa de Radio 3 “180 Grados”) y Charli-e tendrán la misión de prolongar la fiesta de madrugada.

Una semana antes, el 1 de septiembre, se llevará a cabo, como aperitivo, el apartado pensado para los más pequeños, con actuaciones en acústico para padres y niños en la Alameda de Redondela. Este y otros detalles resumen la esencia que hace especial al Lolapop, un festival que no sólo debía retornar, sino que también debe perdurar.

Más información sobre el precio de las entradas y otras cuestiones en su web oficial.

No Hay Más Artículos