Los veranos en la capital no molan“: my ass. “Guerra de festivales“: my ass. “En verano por la noche solo se puede uno tirar en una hamaca y emborracharse a base de vino del Super“: my ass. “Este fin de semana voy a estar deprimido porque todo el mundo está pasándoselo bien el FIB menos yo“: my ass. Todo esto no tiene sentido en Barcelona cuando el próximo sábado 14 de julio tendrá lugar una nueva edición del Montjuïc de Nit, el evento musical más heterogéneo del verano. En la mágica montaña de ídem confluirá, como siempre, lo más característico de los mejores festivales de Barcelona. No hay una paleta de colores definida, no se pueden acotar géneros, porque vale todo, estarán en cuerpo (en la forma de grupos escogido por sus organizaciones) y alma el Bam, el Primavera Sound, el Sonar, el Cruïlla, el Hipnotik, el Tradicionàrius, el Festival de Blues de Barcelona, el Ciutat Flamenco, el Festival del Mil·leni y muchos más y, por si fuera poco, el In-Edit aportando tres documentales musicales escogidos para la ocasión (“The Beast Is The Low- Fanfare For The Common People“, “Toots And The Maytals – Reggae Got Soul” y “John Stuart Plays Sheffield“). Como un Rock in Rio, pero hecho pero más “barceloní”  y de solo una noche.
Los festivales más afines se unifican en un escenario y aportan grupos que van con su identidad y así, viendo la imagen general, queda un cartel de lo más apañado donde caben desde The Pinkertones hasta Manos de Topo; donde hay lugar para el folk de Riu y el motorik de Pegasvs, la psicodelia de Dulce Pájara de Juventud y el calorreo de Very Pomelo. Es el típico multiconcierto al que puedes ir con todos  tus amigos porque, como hay de todo, no hay ni peleas ni deserciones.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend