cold-specks

¿Qué pasa si juntas a PJ Harvey, raíces de soul maldito, Tom Waits y una feminidad rasposa? Que tienes a nuestro nuevo WhatsHype!?: la intensa Cold Specks.

 

¿DE DÓNDA SALE? Antes de abordar de dónde sale Cold Specks, vayamos a por un detalle curioso… Colds Specks no se llama Cold Specks. Faltaría más, porque esperamos que en el mundo nadie tenga padres tan hijoputescos como para marcarse un nombre que suena ligeramente a Campofrío. Pero no nos salgamos de tiesto: no se llama Cold Specks sino Al Spx, y entonces no extraña el cambio de nombre porque, a ver, ¿quién cojones tiene como apellido una palabra sin una puñetera vocal? Pues Al Spx lo tiene, sí señor. Así que no es de extrañar que haya querido cambiar ese Spx por Specks, que digo yo que es como debe pronunciarse su apellido real pese a no tener vocales en él.

Y ahora, más allá del detalle curioso, vamos a lo que vamos. ¿De dónde sale Cold Specks? Originariamente, de Canadá. Pero lo cierto es que Al echó raíces en Londres y allá se quedó for ever and never. A diferencia de otros casos, sin embargo, los lugares en los que arraigan las raíces de esta artista poco tienen que ver con su música, mucho más influida por el sur norteamericano que por el frío canadiense o el subsuelo británico. Sea como sea, la cuestión es que Cold Specks dejó al mundo entero de piedra cuando, siendo una semi desconocida, acaparó la atención de todos aquellos que estaban delante de sus televisores viendo “Later… with Jools Holland“. Así fue el nivel de intensidad de su actuación y, sobre todo, así es el nivel de intensidad general en su carrera. Ya sabes: agárrate el corazón, que Cold Specks está dispuesta a rompértelo a base de guitarrazos, roots y folk-rock del nuevo siglo.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Cold Specks está aquí para desubicarte. Y podría recurrir al habitual discurso de “qué bien que, a primera vista, esta artista parece que debería hacer un rollo de música concreto pero resulta que hace otro muy diferente“, pero ese sería demasiado indulgente conmigo (y contigo) mismo, porque lo que aquí pasa en verdad es que “somos unos tendenciosos de cuidado y pensamos que porque Cold Specks es negra y tiene una presencia escénica imponente damos por supuesto que hace r&b (o su variante electrónica), cuando lo que en verdad hace es darle cañita brava a un soul guitarrero a medio camino entre PJ Harvey y Tom Waits“. Pues eso: que somos unos tendenciosos. Pero rectificar es de sabios, ya sabes, y una vez entras en el “doom soul” de Al Spx, es difícil salir de él sin cicatrices que te duren toda la vida.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Por ahora, el futuro inmediato (¡mucho más que inmediato!) es que, gracias a Cooncert, la Spx actúe en nuestro país: hoy 10 de febrero, Cold Specks pondrá del revés la Antiga Fàbrica Estrella Damm (Barcelona) como concierto de presentación del Black Music Festival de Girona. Esto, sin embargo, se prevé tan solo como el inicio del idilio de esta mujerona con nuestro país. ¿El único peligro? Que se convierta en algo gigante, tipo Rufus Wainwright (o yoquésé). Pero, oye, incluso así es muy dudoso que Cold Specks pierda ese encanto rugoso y rasposo, de lengua de gato, que encandila desde la primera escucha.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. PJ Harvey + raíces de soul maldito + Tom Waits + feminidad rasposa = Cold Specks

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA.Absisto

No Hay Más Artículos

Send this to a friend