como-vivir-en-el-campo

Cómo Vivir en el Campo pueden ser comparados con Pavement y Tachenko… Pero tienen la suficiente frescura como para ser considerados algo totalmente nuevo.

 

¿DE DÓNDE SALEN? De Madrid. Formados hace siete años por Pedro Arranz (voz y guitarra), Miguel López (bajo, también miembro de Alborotador Gomasio) y Carlos Barros (batería), sus aventuras a través del underground de la capital encajan en la historia canónica de banda que logra, tras curtirse en directo y currárselo sin descanso, emerger de las catacumbas y difundir, poco a poco, su nombre y su música. Así, después de entregar una serie de CD-Rs autoeditados en los que mostraban su querencia por el pop surfero de pátina lo-fi, Cómo Vivir en el Campo elevaron su apuesta al pulir su sonido en su largo de estreno, “CVEEC” (Discos Calabaza, 2012), masterizado por el eminente Denis Blackham (Wire, T. Rex, Coceatu Twins o Reid, entre muchos otros) y en el que el pop californiano sesentero se mezclaba naturalmente con el noise noventero. Lo peor del asunto fue que, a pesar de sus virtudes, el LP no recibió la atención mediática merecida, con lo que se quedó como un tesoro oculto que pocos llegaron a descubrir. De ahí que, cuando se conoció el fichaje del trío por El Genio Equivocado, resultara fácil creer que se trataba de una nueva banda a punto de debutar… Pero nada más lejos de la realidad: bajo el amparo del sello barcelonés, los madrileños acaban de publicar su segundo álbum, “CVEEC 2” (El Genio Equivocado, 2014).

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… En el mentado “CVEEC 2”, Cómo Vivir en el Campo dan varias vueltas de tuerca a su estilo hasta ofrecer una versión poliédrica de sí mismos, inspirada tanto en la electricidad melódica de Guided By Voices como en el pop desaliñado de Pavement -¿cuánto queda para que Pedro Arranz sea considerado el Stephen Malkmus patrio?- y el brillantemente clasicista de Tachenko. Aunque, entre medias, los madrileños también se dejan seducir por el traqueteo y la espiritualidad del krautrock y, siguiendo la estela de otros grupos españoles durante las últimas temporadas, por los aires de géneros tradicionales adaptados perfectamente a su sonido como el bolero (“Lo Que no Hace la Razón lo Hace el Diablo (Bolero)”) o la canción latinoamericana (“Cuando el Sol”, original de la cantautora cubana Teresita Fernández). Por si esto fuera poco, los testigos que han presenciado alguno de sus conciertos afirman que Cómo Vivir en el Campo poseen un directo impetuoso.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Nuestra bola de cristal no nos permite vislumbrar con exactitud hasta dónde llegarán Cómo Vivir en el Campo y su flamante “CVEEC 2”… Pero lo que sí nos atrevemos a manifestar es que su nuevo trabajo debería ponerlos definitivamente en el mapa del pop alternativo español. Quién sabe, a fuerza de ver su nombre en los carteles de los mejores festivales a corto plazo y de escuchar sus canciones por doquier, es probable que muchos empecemos a encontrar respuesta a la pregunta de cómo se vive en el campo: con la música del trío madrileño siempre de fondo. Eso seguro.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Pop poliédrico + Pavement + frescura + Tachenko = Cómo Vivir en el Campo

MÁS EN SU… su Facebook y su Bandcamp.

ESCUCHA… “CVEEC 2”

No Hay Más Artículos

Send this to a friend