¿DE DÓNDE SALE? De bandas punkarras con nombres tan sugerentes como Nokturnal Acid o Natal Cream, que son las formaciones en las que militó de muy jovencito. De ahí se pasó al stoner metal (que tampoco le quedaba muy lejos, la verdad) con otro nombre igual de sexy: Pearls and Brass. Por suerte, ese pasado quedó atrás para Daughn Gibson en todo menos en la masculinidad que se le presupone a estas escenas y de las que sigue haciendo gala en casi todas sus fotos de promo (aunque a veces, entre tú y yo, tal ahínco en resaltar lo macho resulta incluso un poco gayer). Ahora a lo que se dedica este hombre de las montñas es más bien a buscarle las cosquillas al crooning: en las antípodas de la afectación de Antony y Perfume Genius, Gibson propone otro crooning posible igualmente artie pero oscuro, arisco, escarpado y preñado de una tensión emocional que suele quedar suspendida por encima de sus canciones como el sexo amenazante en una cita que está a punto de convertirse en algo salvaje… Siempre “a punto”.

NOS TIENE TO LOCOS PORQUE… Las camisas de leñador siempre son un motivo para quedarse locos con alguien. Pero si además hay fotos del implicado con camisa de leñador medio abierta enseñando pelambrera en el pechamen, hay más motivos todavía. Y luego está, claro, la música. El debut de Daughn Gibson, “All Hell” (White Denim, 2012), suena a cosas tan dispares como el Nick Cave de las “Murder Ballads” con un chute de esteroides adormecedores, un Scott Walker a medio camino entre el Scott Walker popero y el Scott Walker de matadero, un Stephin Merritt reproducido en un walkman que se está quedando sin pilas. Nadie debería necesitar más credenciales para salir corriendo a escuchar “All Hell“.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Daughn tendrá que rechazar un papel o dos en la creciente industria porno lumberjack para gafapastas maricas… Una vez superado ese escollo, está clarísimo que ya tenemos nuevo crooner de culto pero nunca de moda: lo de Gibson se va a quedar en algo para entendidos (y esto no va con segundas). Pero el festín del que vamos a disfrutar esos entendidos es, cuando menos, un buffet libre.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Scott Walker + pelambrera macha en el pecho + Stephin Merrit + “Lumberjack Song” = Daughn Gibson

MÁS EN SU… Facebook.

ESCUCHA.In The Beginning

No Hay Más Artículos

Send this to a friend