el-lado-oscuro-de-la-broca

Ruido domesticado, indie-rock shoegazer, filiación anglosajona, sangre castellana… Ese es el ADN de nuestro nuevo WhatsHype!?: El Lado Oscuro de la Broca.

 

¿DE DÓNDE SALEN? De Zamora, un lugar que no suelen iluminar con la suficiente intensidad los focos mediáticos conectados con la escena alternativa patria pero de donde han salido recientemente bandas tan interesantes como la que nos ocupa, formada en 2008 y compuesta actualmente por Juan Alfonso (guitarra y voz), Rubén Casas (guitarra), Roberto Rodrigo (bajo), César Serrano (batería) y Roger Soto (sintetizadores). Su carrera podría equipararse a la que encara todo corredor de larga distancia, que sabe que alcanzará a la meta sólo si dosifica perfectamente su velocidad y esfuerzo.

En su caso, al mismo tiempo que entregaban las primeras maquetas y EPs autoeditados en los que se vislumbraba todo su potencial dentro del subgénero del noise-rock-shoegaze, El Lado Oscuro de la Broca se fueron colando en las posiciones privilegiadas de varios concursos nacionales de grupos noveles hasta granjearse cierta fama en los circuitos especializados gracias también a sus enérgicos directos. Sólo faltaba que los zamoranos desparramasen su chorro eléctrico en un álbum de debut, que persiguieron con ahínco buscando financiación incluso debajo de las piedras para hacer realidad un disco que ya tenía título –“Beta”– y productor –Carlos Hernández (Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro, Los Enemigos)-. El anuncio en diciembre del año pasado de su fichaje por el sello El Genio Equivocado era la señal que indicaba que el gran objetivo de El Lado Oscuro de la Broca de publicar su primer LP estaba cerca. De hecho, ya lo está tanto que el lanzamiento de “Beta” (El Genio Equivocado, 2015) es inminente.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Si las pistas que la banda ofrecía en EPs como “King Kong Pooma” (2012) o “Bandoleros Bailarines” (2013) ya hacían los oídos agua por su manera de equilibrar ruido y melodía en temas compactos y de desarrollo implacable, los dos avances de “Beta” provocan que nos relamamos del gusto y deseemos que el álbum vea la luz cuanto antes: por un lado, “Los Líderes Africanos” sobresale por su ritmo en permanente tensión y su coraza galvanizada, que recuerda por momentos a otros adalides del noise-rock de hoy en día, Disco Las Palmeras!; y, por otro, “Meseta” exhibe el robusto nervio melódico de El Lado Oscuro de la Broca, que no pierde esplendor entre la tela de araña sónica que se forma a su alrededor.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Como ha quedado claro unas líneas más arriba, El Lado Oscuro de la Broca han labrado su camino paso a paso y con paciencia. Con lo cual, debería tomarse de la misma manera todo lo que suceda en torno al grupo a partir de “Beta”, un trabajo que puede suponer su ascensión definitiva (vertiginosa o no, da igual, aquí la rapidez no importa…) mientras sus canciones salen disparadas como proyectiles que atraviesan sin compasión pabellones acústicos y cerebros haciendo honor a su curioso y poderoso nombre. Con la irrupción de El Lado Oscuro de la Broca se confirma que el noise-rock contemporáneo español se encuentra en un fantástico estado de forma.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Ruido domesticado + indie-rock shoegazer + filiación anglosajona + sangre castellana = El Lado Oscuro de la Broca

MÁS EN… su Facebook y su Bandcamp.

MIRA… “Meseta”

No Hay Más Artículos

Send this to a friend