¿DE DÓNDE SALEN? De Londres. Y poco más se sabe. Sus elusivas fotografías de promoción deberían servir de primera advertencia: no están aquí para que los focos se centren en sus caras. Esto no trata de egotrip de quinceañeros intentando salir en NME. Todo lo contrario. Factory Floor son tres tipos (bueno, dos tipos y una tipa: Gabe Gurnsey, Dominic Butler y Nik Colk Void) que, desde que bautizaran su formación con un nombre tan industrial, se han dedicado a experimentar profundamente en las pantanosas ciénagas de la electrónica más hipnótica (si en el caso de Orchestra of Spheres hablábamos de atavic pop, aquí no iríamos muy desencaminados si habláramos de atavic dance). Lo suyo ha sido ir firmando canciones en un crescendo imparable de calidad y marcándose escasas actuaciones (dicen que sólo pretenden actuar en lugares preeminentemente industriales y especiales… lo que suena artie y a la vez asquerosamente seductor). Es decir: captar nuestra atención por la vía de la música, nunca del hype. Tal y como ya advertían sus fotos de promo.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE…Two Different Ways” es un corte capaz de volver loco a cualquiera (vamos: que por algo es un temazo lanzado por nada más y nada menos que DFA). Ocho minutos de espiral bailable a más no poder recordando poderosamente a esos escasos artistas capaz de hacerte perder la cabeza en sus conciertos sin necesidad alguna de substancias psicotrópicas (aunque si te ayudas de ellas, ya puedes estar preparado para que tus padres te recojan dos semanas después en el manicomio más cercano). Y si esto es sólo el principio, nos quedamos tó locos sólo de pensar en lo que está por venir.

PREDICCIÓN DE FUTURO. No voy a poner la mano en el fuego al respecto de lo que ocurrirá en España, pero en UK ya han habido suficientes muestras de que el público en general (y no en reductos indies como suele ocurrir en nuestro país) abraza con fuerza estas nuevas propuestas de atavismo musical que te meten y te meten y te meten y te meten dentro de una rueda rítmica que gira sin fin. Si hay justicia en el mundo y si Rajoy no indica lo contrario en su reforma, durante el próximo año esta tendencia llegará a nuestro país y los manicomios se verán superpoblados después de los festivales veraniegos en los que actúen Factory Floor. Si Fuck Buttons lo consiguieron, los londinenses también pueden.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Atavismo electrónico + Fuck Buttons + los traca-traca-traca-traca-tracas de una máquina industrial en funcionamiento + Gang Gang Dance = Factory Floor

MÁS EN SU… Soundcloud.

MIRA.Two Different Ways

No Hay Más Artículos

Send this to a friend