¿DE DÓNDE SALEN? De la rama más joven y tierna del árbol genealógico pop-rock de Glasgow plantado por Simple Minds en los 80 y regado por Glasvegas en pleno siglo XXI. Entre ambos grupos se acota el radio de acción de la formación compuesta por Pat Hynes (voz), Hugo McGinley (guitarra), Keir Reid (guitarra y teclados) y Ralph McClure (batería), devotos practicantes de un sonido epifánico y catedralicio. La metáfora eclesiástica no es gratuita: basta con fijarse en su símbolo (la silueta de una cruz latina), su sagrado nombre y sus textos (trufados de referencias religiosas más o menos evidentes y, a veces, difíciles de descifrar) para darse cuenta de su pátina divina. Sin embargo, el resultado de la combinación de todos esos elementos no tiene nada que ver con lo que se conoce habitualmente como rock o pop cristiano, así que olvídense de tomar al cuarteto escocés como una banda de profunda liturgia al estilo de 16 Horsepower o como el experimento creado por un cura rockero carne de cañón para Radio María y emisoras radiofónicas afines. Lo que no se puede negar es que Holy Esque rozan en cada una de sus canciones los límites del mesianismo musical. Estas se reúnen, por ahora, en un EP (“Holy Esque EP” -autoeditado, 2012-) y en un single de un solo tema (“Tear”) empaquetados y publicados por ellos mismos, lo que añade más mérito a su celestial empresa.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Todos guardamos en nuestro corazón un lugar especial para la épica emocional. Holy Esque dominan a la perfección esa materia: composiciones como “Rose”, “Prophet Of Privilege” o la citada “Tear” están pensadas para poner la piel de gallina y ser gritadas a todo volumen desde la cumbre más alta del universo con los puños envueltos en llamas. Ayudan a que se multiplique esa sensación mística y heroica la magnífica y peculiar voz de Hynes, por la manera en que la modula (aunque por momentos pueda irritar por sus constantes oscilaciones), y el muro de guitarras que se eleva a su alrededor. Puede que la receta no sea novedosa, pero los escoceses la entregan con una pasión y una intensidad impropias de su juventud.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Hace poco más de un año, los mancunianos Wu-Lyf estaban llamados a comerse el mundo alternativo a partir de un planteamiento similar al de Holy Esque. Para su desgracia, se desinflaron por el camino, pero tuvieron la gran habilidad de contar con los segundos como teloneros de uno de sus conciertos en Glasgow. Sin querer, les estaban preparando la pista de despegue. Unos y otros comparten características comunes; quién sabe si también tendrán destinos parecidos… La cuestión es que ahora es el turno de los escoceses, convertidos en el nuevo caramelito que se exportará desde Gran Bretaña al resto del planeta. Si mantienen el mismo nivel de acierto de los últimos meses, se hará más fácil aceptar las condiciones de su bienaventurado trato.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Simple Minds después de haber presenciado una aparición mariana + un rosario de sensibilidad + Glasvegas rezando un padrenuestro + voz de rasgos muy marcados = Holy Esque

MÁS EN SU… Facebook, Soundcloud y Tumblr.

MIRA… “Tear”

HOLY ESQUE – TEAR (OFFICIAL VIDEO) from Holy Esque on Vimeo.

No Hay Más Artículos