¿DE DÓNDE SALEN? Estocolmo, ciudad natal del dúo formado por Caroline Hjelt y Aino Jawo. Aunque, a juzgar por su imagen (la primera de ellas, pelirroja; la segunda, con rasgos asiáticos), podrían haber nacido o haberse conocido en cualquier otro lugar del planeta. Poco más se sabe (por ahora) de la biografía oficial de este par de chicas, con lo que hay que tirar de imaginación para adivinar algún dato más interesante. Por ejemplo, de sus videoclips se puede deducir que les encanta la fiesta y que les pone eso de ir por la vida en plan “Thelma & Louise“. A partir de aquí, que cada uno elucubre sobre la personalidad, orientación sexual y ambiciones de estas dos suecas: se admite cualquier teoría. Musicalmente hablando, la primera casa que les dio cobijo fue el prestigioso y fashion sello francés Kitsuné, que incluyó dos de sus canciones (“Manners” y “Luvsick” -esta, junto a los galos Logo-) en el décimo y undécimo volumen, respectivamente, de sus ya fundamentales recopilatorios “Kitsuné Maison Compilation”. Este rastro indica por dónde se mueven Hjelt y Jawo: por el electro-pop fluorescente, juguetón, ultra-bailable y superficial inspirado tanto en los 80 como en los 90. Pero la cuestión no se redujo a presumir de la marca parisina (como sucede con algunos grupos que aparecen en la citada colección musical), ya que la pareja continuó componiendo hasta fichar por la discográfica Mercury y publicar en ella la que es su única referencia por el momento: el EP “Nights Like This” (TEN AB / Mercury, 2011).

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Ya anunciaron que a lo largo del primer trimestre del año saldrá a la luz su LP de debut (todavía sin nombre) y, teniendo en cuenta las hechuras de las contadas composiciones editadas, hay muchas posibilidades de que les salga uno de los discos de techno-dance-pop más redondos y rotundos de 2012. Seguro que no destacará por las historias que cuente (ya se sabe: magreos de discoteca, confesiones en pistas de baile, cuitas juveniles, placeres culpables…), pero sí por su ritmo, su desenfado y su incitación al hedonismo en tiempos de crisis.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Algunos empezaron a considerarlas como un buen par de mamarrachas que abandonaron el frío nórdico para instalarse en Londres en busca de moderneo. Vale, no muestran el glamour de su compatriota Lykke Li, pero poseen la estética, el talento y el empaque suficientes para ser mucho más que las T.A.T.U. escandinavas (si se confirma su supuesto lesbianismo). Además, si gracias a ellas se sitúa el legado de su otra clara influencia, Ace Of Base, en el lugar que se merece (muy elevado), bienvenidas sean.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Euro-dance + tortilla + La Roux + Yelle = Icona Pop.

MÁS EN SU… web y MySpace.

MIRA…Nights Like This

No Hay Más Artículos

Send this to a friend