mo

¿DE DÓNDE SALE? De Copenhague, como aquel icónico y ya olvidado futbolista -uno de mis favoritos de la historia- Preben Elkjaer Larsen. La joven Karen Marie Ørsted llega con la vitola de ser la nueva Grimes. “¡Ya estamos con estas chorradas!”, dirán ustedes. Y, si bien es verdad de la buena que hay algunas similitudes estéticas y musicales con nuestra locatis favorita, ni mucho menos se trata de un clon o un calco de la Boucher. De hecho, no erraríamos mucho el tiro al apostar por Lykke Li como un referente si cabe algo más cercano, aunque no obstante la hasta ahora brevísima carrera de se está desarrollando con un sello personal que no requiere un exceso de referencias. Vamos, que aquí hay más que un producto o un capricho de la prensa.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Primero porque “Pilgrim”, el single que estrenó en la red en el último trimestre de 2012 y que se publica en estos días en un 7” a través de Rough Trade, es un temarral infeccioso y envidiablemente bueno, construido a través de unos beats narcóticos y línea de bajo subrepticia, con la elegante voz de Karen Marie manejando el tempo a su antojo y puntualmente adornado con un jolgorio de trompetas. Y segundo porque su nueva canción, “Glass”, publicada en medios virtuales como Itunes o Spotify hace apenas un par de semanas, reconfirma a la danesa como una de las artistas más excitantes que podemos escuchar en la actualidad. Aquí, más sedosa y con un esquema abiertamente pop, casi como una Gwen Stefani reinventada con el sello hipster-approval. Algo así como the Lana del Rey that’s OK to like. Y ojo que tiene un video molón, con hula hoops, águilas y un émulo triste de Abbath de Immortal solucionando un cubo de Rubik.

PREDICCIÓN DE FUTURO. 2013 tiene que ser su año, ya que más pronto que tarde deberíamos estar gozándolo con su álbum de debut, que vendrá producido por Ronni Vindahl, del colectivo Boom Clap Bachelors (thumbs up!). Lo que es seguro es que, canción tras canción, viene demostrando desde hace unos meses que tiene la clase, el talento y la actitud para, en pocas palabras, petarlo en grado sumo. Como hizo, mismamente, Preben Elkjaer Larsen.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Parte y media de Grimes + parte y media de Lykke Li + un chorrito en clave pop de Maria Minerva + bien de hielo para que se note lo escandinavo = .

MÁS EN SU… Facebook.

MIRA.Glass

No Hay Más Artículos

Send this to a friend