¿DE DÓNDE SALEN? Del mismo útero. Literalmente. Y es que, por si no te has dado cuenta al mirar la foto que corona este post, resulta que Elektra y Miranda Kilbey son tan gemelas como Pili y Mili. Salvando las distancias, claro. Porque aquellas nunca supieron trascender el paletismo wannabe español de su época (por muy divertido que sea recordarlas), mientras que estas niñas crecidas a medio camino entre Australia y Suecia van un paso por delante en lo que a capturar el zeitgeist de nuestro tiempo se trata. El zeitgeist estético, claro, con la languidez en blanco y negro de los tiempos que nos han tocado vivir; pero también un zeitgeist musical que busca, cada vez más, encontrar una especie de pomada filosfal para aplicar en las heridas de un alma demasiado delicada para las batallas campales del mundo moderno. Algo les vendrá de la mencionada trashumancia que les ha tenido toda su vida a medio camino entre Estocolmo y Sidney, dejándolas en una tierra de nadie (figurada) en la que campa a sus anchas la emoción más reconocible de nuestra generación: la nostalgia. ¿Nostalgia de qué? Si preguntas es que no deberías estar aquí.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Son dos gemelas. Están buenorras. Y, vale, sólo tienen una canción, pero es que esa canción podría hacerles exclamar a más de uno aquello de “mi reino por un temerral como este”. “Maybe You” es un baladón delicado que hace pensar en unos Hurts recién salidos de una rehabilitación para “quitarse” de los cantantes de ópera rusos y en la que sólo han podido escuchar los medios tiempos melancólicos de OMD y Yazoo. De hecho, los mismísimos Hurts no pudieron evitar re-twittear “Maybe You” como tema de escucha obligada… ¿Realmente soy el único que tiene fantasías lúbricas con una gira conjunta de Hurts y Saint Lou Lou?

PREDICCIÓN DE FUTURO. Si les ha bastado un tema para que la santa casa Kitsuné les fiche por todo lo alto, da miedín imaginar lo que conseguirán con ese álbum que supuestamente nos llegará el próximo año y para el que las gemelas Kilbey se van a mudar a Londres. Aunque también puede ser que en la capital británica descubran el More is More y acaben pasándose a los horrores de la EDM. No. Ni hablar. De hecho, lo más natural será que acaben llegando a las masas a las que Hurts, por desgracia, no han sabido llegar. Será que las baladas pop siempre son más accesibles que la megalomanía ochentosa.

DOS MÁS DOS SUMAN CINCO. Bros + que vienen las suecas + Hurts + baladones aptos para anuncios de moda = Saint Lou Lou

MÁS EN SU… web.

MIRA. Maybe You

No Hay Más Artículos

Send this to a friend