¿DE DÓNDE SALE? Lo de Willis Earl Beal tiene todas las papeletas para convertirse en una leyenda urbana de tomo y lomo. Empecémosla por el principio: el niño tiene ahora mismo 23 años, pero eso no quita que hace ya algunas primaveras que decidiera dejar su Chicago natal para ir al desierto de New Mexico: la decisión vino impulsada por una depresión en la que cayó Willis después de que la armada yanki lo rechazara alegando causas médicas. Vamos bien. Una vez en el desierto, sin embargo, el chico se pone a componer y apila cientos de canciones, pero desde el principio tiene claro que no va a promocionarlos por las vías habituales, a las que parece tener bastante alergia: nada de Facebook ni MySpace ni Bandcamp ni Twitter ni la última red social de moda… El modus operandi de Willis Earl Beal consistía en ir dejando CDs con temas suyos aleatoriamente por la calle para que la gente accediera a ellos de forma fortuita. No contento con esta tentativa a la diosa del azar, el niño además iba repartiendo flyers en los que rezaba “Write to me and I will make you a drawing. Call me and I will sing you a song” (“Escríbeme y te haré un dibujo. Llámame y te cantaré una canción“), todo acompañado de su mail y su teléfono reales. Lo dicho: directo a la sección de leyendas urbanas de la música moderna.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… La leyenda urbana que le acompaña es motivo suficiente para dejar loco a cualquiera. Pero a eso hay que sumar que a Willis Earl Beal le ha fichado ni más ni menos que el gigante XL. Y todo ello con tan sólo haber escuchado unas demos chuscas en las que el artista tiraba de una máquina de karaoke en versión casette, un micrófono de tan sólo 20 dólares y todo un conjunto de instrumentos y objetos diversos que el chico compra puntualmente en los flea markets de Albuquerque. Diríamos que esto es llevar el DIY hasta el extremo de la tontería si no fuera porque, con semejante equipamiento, Earl Beal ha conseguido facturar un tema como “Evening Kiss“, que suena a vinilo de los años 30 del siglo pasado pero con una melancolía plenamente reconocible como provinente del siglo XXI. Para más inri, el artista ha ilustrado él mismo el video de esta canción… DIY y también un poco Juan Palomo.

PREDICCIÓN DE FUTURO. En escasas semanas XL lanzará el debut en largo de Willis Earl Beal, que se titulará “Acousmatic Sorcery” y que tenemos claro que no le llevará a las alturas de, por poner un ejemplo, el folk de estadio de Bon Iver. Lo de este chico va a ser un petit comité sólo apto para aquellos que fueron un poquito más allá en el revival moderniqui del folk y se dejaron los cuernos en hacerse con una copia de la antología folkie de Harry Smith. Si no sabes de qué te estoy hablando, puede que Willis Earl Beal no sea tu hombre.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. La antología de folk de Harry Smith + depresión en el desierto + una versión masculina de Cold Specks + DIY perodeverdad = Willis Earl Beal

MÁS EN SU… web.

MIRA.Evening Kiss

No Hay Más Artículos

Send this to a friend