Wild Honey: “Dejé pasar un concierto de Elliott Smith en el año 2000 porque pensaba que haría mil giras más”

Te vas a enganchar cosa mala a las “Torres Blancas” de Wild Honey… Pero, antes, no te pierdas este Fast Date con el hombre detrás de la miel salvaje.

 

Da igual que seas o no de Madrid, seguro que has visto mil y una veces las Torres Blancas. Al fin y al cabo, este edificio de la corriente brutalista que se sitúa al norte de Madrid es la típica construcción que luce maravillosamente en las fotos de Instagram, así que muy pocos son los que resisten la tentación de sucumbir a sus cantos de sirena si es que pasan por su lado. Aun así, y por muchas veces que pasara a su lado, Guillermo Farré nunca prestó atención a esta construcción… hasta que entró en su campo de visión y, mira, aquí estamos, con el tercer disco de Wild Honey respondiendo al sugerente nombre de “Torres Blancas” (Lovemonk, 2017).

¿Te estás preguntando que por qué te explico esta anécdota? Pues, mira, por un motivo muy sencillo: el nuevo disco de Farré, además de significar un viraje definitivo hacia el castellano tras dos discos cantados en inglés, también supone otro viaje mucho más íntimo y emocional. Un viaje de búsqueda y descubrimiento de aquello excepcional que, muchas veces, queda escondido en (¿o aplastado por?) la realidad más cotidiana. Algo que todo el mundo te dice que tienes que hacer, lo sé, pero es que hasta ahora nadie te lo había aconsejado envolviendo sus palabras en un papel de regalo tan deliciosamente crujiente como el de Wild Honey.

 

 

Y es que las canciones de “Torres Blancas” suponen un salto de gigante en la carrera de Farré: la producción de este nuevo disco recuerda poderosamente a aquellos tiempos en los 60 y en los 70 en los que el trabajo de estudio y la post-producción se encaraban como el proceso de escritura de una novela pastoral en la que podías sentir el sol calentando tu piel, el agua del riachuelo refrescando tus pies, la brisa del bosque acariciando tu pelo. Algo que, por otra parte, no debería extrañar a quien escuchara “Torres Blancas“, puesto que en el álbum han colaborado Sean O’Hagan de The High Llamas y Stereolab (al cargo de los desarmantes arreglos de cuerda) y Frank Maston (encargado de los efectos y parte de la producción).

Con todo lo dicho, y teniendo en cuenta que en Fantastic Mag andamos bastante enganchados a las “Torres Blancas“, nos hemos hecho la siguiente pregunta: ¿cómo puede ser que le hayamos reservado tan poco espacio a Wild Honey en nuestra web? ¿Cómo nos hemos permitido semejante desliz? Y, sobre todo, ¿cómo podemos empezar a compensar esta cagada máxima? Pues, mira, empezamos a compensarlo invitando a Guillermo Farré a una primera cita en la que mantuvimos una conversación que puedes leer a continuación. [Más información en la web de Wild Honey]

 

1. Esto es una cita rápida: descríbete en tres palabras. “Preferiría estar leyendo”.

2. Describe también tu música en tres palabras. Pop expresionista y soleado.

3. Tu talento secreto es… Sin duda, poder coger objetos con los dedos de los pies. Un talento secreto totalmente inútil.

4. Si pudieras obligar al mundo entero a que escuchase un disco en concreto, ese sería… Construçao” de Chico Buarque.

5. ¿Último disco que compraste y que, además, te emocionó? El disco de Attilio MineoMan in Space with Sounds”, que compuso para la Exposición Universal de Seattle en 1962.

6. ¿El disco que esperas con más ganas para los próximos meses? He escuchado una canción de adelanto del LP que va a sacar Washed Out en el sello Stones Throw y ya estoy mordiéndome las uñas de la impaciencia por escuchar el resto.

7. Hay un disco de tu mayor ídolo que no te gusta nada pero que siempre defiendes por lealtad. Y ese disco es…Dion“, de Dion & The Belmonts, siempre ha sido uno de mis vocalistas favoritos de la historia. En 1975 grabó un LP con Phil Spector que, por ejemplo, es el disco favorito de Pete Townshend. Es un disco que tiene todos los ingredientes para que me vuelva loco, y siempre me ha parecido aburridísimo. Pero, por lealtad a Dion, por supuesto que lo defendería.

8. ¿La red social que no entiendes y en la que nunca te crearías un perfil? Tengo un perfil en Snapchat pero, por razones generacionales, ninguno de mis amigos o conocidos tiene cuenta, así que a lo que más se parece es a un páramo deshabitado.

9. El primer póster que pegaste en la pared de tu habitación era de… De adolescente, tenía un póster de Chris Cornell y otro de Iván de la Peña sobre el cabecero de mi cama.

10. ¿En qué festival o concierto te avergüenzas de no haber estado como espectador? La segunda vez que Elliott Smith tocó en España, creo que en el año 2000, traté de viajar a Barcelona para verle en directo. Al final tuve que cancelar el viaje, y recuerdo consolarme pensando que seguro que haría mil giras más en los siguientes años.

11. La cosa más rara que te ha pasado en un concierto (tuyo)… Tengo la sensación de que acabo tocando en sitios extraños de manera más habitual que en lugares normales y corrientes. Hace unos años, tocamos en Londres en un concierto organizado para dar a conocer la cultura española. Era todo un pastiche extrañísimo de grupos, performances y arte plástico ante un público aún más raro todavía, principalmente señores encorbatados. Mientras tocábamos, teníamos alrededor un grupo de chicos y chicas desnudos, pintados de dorado, patinando entre el grupo. Sin lugar a dudas es la situación más parecida a un episodio de “Flight of the Conchords” que he vivido.

12. ¿Serie de TV favorita? Freaks & Geeks“.

13. ¿Con qué personaje de ficción te lo montarías? Con la Shirley MacLaine de “El Apartamento“.

14. Si fueras un superhéroe, tu poder sería… Ahora mismo, elegiría el poder de dilatar el tiempo o el de la teletransportación.

15. Si pudieras cambiar tu cuerpo con otra persona durante 24h, elegirías a… Un astronauta que esté en una estación espacial.

16. ¿Cómo pasarías tu último día antes del Apocalipsis? Pasaría el día con familia y amigos y acabaría el día viendo algunas de mis películas favoritas.

17. Algo que no puede faltar nunca en tu casa… Una guitarra y mucha fruta en la nevera.

18. Algo que nunca entraría en tu casa… Un juego de tazas conseguidas con cupones de La Razón.

19. Sientes un flechazo inmediato ante las personas que… tienen ganas y energías para poner en marcha proyectos que les gustan y apasionan.

20. Lo primero que preguntarías en una Fast Date sería… Si pudieras dedicarte a cualquier cosa en la vida sin pensar en el dinero o en limitaciones espacio-temporales, ¿qué harías?

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend